29 mayo, 2024

Alivio del dolor muscular y otros beneficios del alcohol de romero


Las abuelas rara vez se equivocan. Cuántos remedios suyos han puesto fin a este o ese dolor. Uno de los “mano de santo” es el alcohol de romero, que popularmente se ha utilizado para aliviar las molestias musculares. Efectivamente, este es el principal uso que se le da a este compuesto, que ofrece numerosas propiedades. 
“Es alcohol de 96º en el que se dejan macerar ramitas de romero”, define Antonio Galán de Mera, profesor del Área de Botánica de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, quien señala que las propiedades y beneficios de este producto se deben a los elementos de la planta, típicamente mediterránea, que pasan al alcohol.
Según el experto, “la planta es rica en aceite esencial, que a su vez presenta un elevado número de componentes, muchos de ellos relacionados con su olor, como el cineol, el pineno, el alcanfor o el borneol”. Sobre sus beneficios, Galán comenta que en forma de friegas (es decir, restregando con un paño), sobre el área afectada actúa como revulsivo (produce calor contra el dolor). 
Además, es analgésico y antiinflamatorio en caso de que duelan las articulaciones, así como antibacteriano y antifúngico (que combate los hongos). “En medicina popular, se emplea también como estimulante del cuero cabelludo contra la calvicie”, afirma el especialista de la CUN, y añade: “También es un conservante y antioxidante”.
De acuerdo con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), el alcohol de romero está indicado en adultos y en niños mayores de siete años para el alivio de los dolores musculares. La institución advierte que no se debe utilizar si se es alérgico a la esencia de romero o al alcohol. Por otra parte, señala que este compuesto no se debe ingerir ni aplicar sobre la cara, heridas, quemaduras, pieles erosionadas o mucosas. 

¿Cómo se aplica el alcohol de romero?

Se debe aplicar en forma de friegas sobre la zona afectada y con algodón. Este producto de uso cutáneo puede utilizarse tres o cuatro veces al día. Es importante recordar que es necesario lavarse bien las manos después de cada uso. 
Hay que tener en cuenta que, como cualquier medicamento, el paciente puede sufrir efectos adversos. Desde la Aemps, apuntan los siguientes: 
Erupciones en la piel afectada.
 
Irritación.
 
Sequedad.
El alcohol de romero no se debe usar de forma prolongada ni en áreas extensas de la piel. Asimismo, si los síntomas no mejoran pasados siete días, es aconsejable consultar con el médico de cabecera.   

Otros beneficios del alcohol de romero

El alcohol de romero también se puede utilizar para:
Favorecer la circulación sanguínea.
 
Tratar la celulitis. Su efecto antioxidante puede reducirla y prevenir su aparición.
 
Reducir los dolores reumáticos. El alcohol de romero no sólo relaja y distiende los músculos, también alivia los síntomas propios de la artritis o artrosis, mejorando la movilidad del paciente.
 
Prevenir la aparición de varices en las piernas. 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas