19 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

cómo agrava la periodontitis esta enfermedad respiratoria


Tener una buena salud general pasa por cuidar la bucal. La evidencia científica ha demostrado que las enfermedades en las encías se asocian con un mayor riesgo de sufrir patologías de muy diversa índole, como la diabetes, algunos tipos de tumores, el Alzheimer o afecciones cardiovasculares. Ahora, un nuevo estudio ha profundizado en la relación entre la periodontitis y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). 
La EPOC es una patología respiratoria crónica caracterizada por la inflamación de los pulmones que produce una obstrucción de las vías respiratorias. Esto bloquea tanto la entrada como la salida de aire y, por tanto, disminuye el oxígeno que llega a la sangre. Se calcula que la prevalencia en España es de 33,9 casos por cada 100.000 habitantes a partir de los 40 años y, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de la tercera causa de muerte en el mundo.
El estudio, publicado en mSystems y realizado por investigadores de la Universidad de Sichuan, en China, concluye que la periodontitis en personas que también sufren EPOC contribuye a una progresión más rápida de esta segunda enfermedad que en pacientes que no tienen afecciones en las encías. Además, identifica células del sistema inmune que ocupan un papel clave en el vínculo microbiano entre la EPOC y la periodontitis.   
Los científicos indican que bacterias asociadas a la periodontitis favorecen el desarrollo de la EPOC mediante la activación de dos tipos de células: las Tγδ y los macrófagos M2, importantes para el sistema inmunológico. “Al mejorar la terapia periodontal y apuntar a la inhibición de las células Tγδ y los macrófagos M2, podemos ayudar a controlar la progresión de la EPOC”, afirma Boyu Tang, microbiólogo y principal autor de esta investigación, junto al doctor Yan Li. En una nota de prensa difundida por la Sociedad Americana de Microbiología, ambos coinciden en que este mecanismo podría ofrecer estrategias nuevas para la prevención o el control de la EPOC.
En concreto, Li y Tang ya habían establecido en trabajos anteriores que la bacteria oral Porphyromonas gingivalis está muy presente en la periodontitis. De cara a la nueva investigación, los microbiólogos utilizaron modelos de ratón para demostrar que los ratones infectados con periodontitis y EPOC tenían una peor progresión de la EPOC que aquellos que sólo tenían la segunda. Por otra parte, comprobaron que en estos roedores infectados, la bacteria migraba e infectaba el tejido pulmonar. Esto desencadenaba un cambio significativo y observable en la microbiota pulmonar.
Por último, mediante experimentos con tejido pulmonar de ratón, el grupo de científicos señaló que la P.gingivalis podría activar las células inmunes, promoviendo su capacidad para producir citocinas relacionadas con el empeoramiento de la EPOC. “Llevaremos a cabo estudios adicionales en seres humanos para confirmar el mecanismo”, ha destacado Li. La idea es reclutar pacientes con ambas afecciones y ofrecerles tratamiento para la periodontitis, comparar la función pulmonar y hacer un recuento de las células inmunitarias tanto antes como después del tratamiento.
Que la periodontitis puede agravar la progresión de la EPOC es un asunto en el que ya se centraron estudios anteriores, que comprobaron que esta afección bucal causaba un aumento de bacterias asociadas a la inflamación pulmonar, como Proteobacteria o Ralstonia. Asimismo, otras investigaciones previas evaluaron la comunicación de microorganismos entre el tejido pulmonar y la cavidad bucal. En este sentido, se detectaron numerosas bacterias orales en los tejidos pulmonares.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas