16 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

¿cómo puedes saber si vas a tener un ataque?


La migraña es una enfermedad muy frecuente y, al mismo tiempo, bastante desconocida. Muchas personas que llevan años conviviendo con ella perciben ciertos cambios que les anuncian con horas de antelación cuándo van a sufrir un nuevo ataque o crisis. Sin embargo, buena parte de los pacientes no son capaces de detectar esas señales, o bien solo las reconocen a posteriori, una vez que se ha producido el episodio.
El afán por determinar los síntomas predictivos de las crisis de migraña tiene un objetivo claro. Se ha observado que el uso de tratamientos en esta etapa previa puede reducir considerablemente o, incluso, evitar el dolor de cabeza en la gran mayoría de los pacientes. Pero para ello es necesario un sistema de predicción adecuado.

Síntomas premonitorios más habituales

Entre los posibles síntomas premonitorios de la migraña más frecuentes se pueden destacar los siguientes:
Sed.
 
Náuseas o vómitos.
 
Alteración del estado de ánimo.
 
Estrés.
 
Fatiga.
 
Más o menos energía.
 
Dificultad de concentración.
 
Alteraciones del sueño.
 
Antojos.
 
Fobia a determinados olores y sonidos, o bien a la luz.
 
Rigidez nucal.
 
Cambios en la temperatura corporal.
 
Alteraciones gastrointestinales.

En busca de un sistema predictivo objetivo

La dificultad que entraña el uso de estos síntomas -que en muchos casos pueden ser bastante difusos y sujetos a una valoración subjetiva- como marcadores del inicio de un nuevo ataque de migraña ha llevado al desarrollo de estrategias predictivas. Un nuevo estudio, publicado en la revista Neurology, ha indagado en la búsqueda de un método más preciso para predecir cuándo se producirá una crisis mediante el uso de una aplicación móvil que registra datos relacionados con el sueño, la energía, las emociones y el estrés.
En esta investigación, llevada a cabo con la participación de 477 personas de entre 7 y 84 años de edad, se constató que la percepción de una mala calidad del sueño, así como haber dormido peor de lo habitual la noche anterior, se asociaban con un mayor riesgo de sufrir dolor de cabeza a la mañana siguiente. Los pacientes tuvieron que cumplimentar cuestionarios a diario y llevar una pulsera que analizaba la calidad de su sueño. 
Un nivel de energía más bajo de lo habitual el día anterior también se asoció con la aparición de dolor de cabeza a la mañana siguiente. En cambio, esos factores no se relacionaron un mayor riesgo de migraña por la tarde o por la noche. Los únicos predictores de la aparición de una crisis en la última parte del día fueron un mayor nivel de estrés o tener más energía de la habitual el día anterior. 
En resumen, tanto el sueño como la energía y el estrés parecen actuar, según los resultados de este estudio, como síntomas predictores de las crisis de migraña. Sin embargo, ni la ansiedad ni un estado de ánimo depresivo se asociaron con los ataques de dolor de cabeza.
Una de las autoras del estudio, Kathleen Merikangas, del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, ha comentado que “estos diferentes patrones de predicción del dolor de cabeza por la mañana y en las siguientes horas del día resaltan el papel de los ritmos circadianos en el dolor de cabeza”. 

Papel del sueño como desencadenante de la migraña

En declaraciones a SMC España, Pablo Irimia, neurólogo especialista en el diagnóstico y tratamiento de las cefaleas en la Clínica Universidad de Navarra, confirma el papel del sueño en el desarrollo de crisis de migraña: “La falta o exceso de sueño es un desencadenante de migraña en muchos pacientes”. En su opinión, el estudio publicado en Neurology “es de buena calidad, aunque los datos no pueden considerarse definitivos”. Según explica, “es observacional y, aunque incluye un número considerable de personas, puede que no sea representativo de todos los pacientes con migraña”. 
El neurólogo señala que, en los últimos años, “diferentes estudios han tratado de predecir la aparición de crisis de migraña”. De esta manera, “si el paciente es capaz de predecir su aparición, puede tratarla de forma precoz”. En este estudio se ha conseguido “predecir la aparición de cefalea si la calidad de sueño es mala o existen cambios en los niveles de energía de la persona”. 
Pero los resultados están lejos de poder considerarse definitivos. “Se necesitan más datos, incluir más pacientes y con un seguimiento más prolongado para poder concluir que estos hallazgos son similares en todos los pacientes con migraña”, explica Irimia. “Este trabajo podría ayudar a los pacientes a predecir la aparición de crisis y conocer su migraña. Conocer los desencadenantes los prepara para que puedan tomar medidas preventivas y así evitar la crisis o bien iniciar el tratamiento del episodio de forma mucho más precoz”.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas