19 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Consejos para evitar el dolor de tripa y la inflamación en Semana Santa


Durante la Semana Santa aumentan los casos de problemas gastrointestinales por diversos motivos. Y es que, además de que muchas personas viajan, también “aumenta el consumo de comida y de alcohol y se come más fuera de casa, factores que pueden provocar un desequilibrio en la microbiota intestinal que puede provocar trastornos digestivos funcionales”, informa a CuídatePlus Fernando Hidalgo Zarco, farmacéutico comunitario Farmacia Zarco Rios CB Granada y vocal Plantas medicinales del Colegio de Farmacéuticos de Granada. Estos problemas pueden afectar “hasta un 45% de la población sobre todo entre los 30 y 50 años”.
Para saber si tenemos un problema gastrointestinal, los síntomas más frecuentes son “la indigestión por el consumo excesivo de alimentos, que a su vez, pueden causar acidez estomacal, ardor, eructos y sensación de saciedad”  Otros síntomas son “gases y flatulencias, a causa del consumo de alimentos fermentables y bebidas carbonatadas”. Además, añade el farmacéutico, “se puede presentar diarrea por la cantidad de azúcar y alcohol ingerida e, incluso, estreñimiento por los cambios en la dieta y el consumo de alimentos bajos en fibra”.

¿Qué alimentos son los que más problemas desencadenan? 

Durante la Semana Santa solemos descuidar la alimentación más de la cuenta y esto nos puede traer problemas digestivos. Por eso es importante evitar alimentos grasos y pesados, ya que no son tan fáciles de digerir y pueden afectarnos. Al igual que los azúcares y bebidas carbonatadas”, señala. Y es que estos alimentos y productos “pueden promover la proliferación de bacterias en el intestino lo que produce hinchazón, sensación de saciedad y mala digestión”. Asimismo, favorecen el estreñimiento y deshidratan el organismo. Por eso, es muy importante mantener el equilibrio en la microbiota. 
En el caso del alcohol, este afecta mucho a nuestro aparato digestivo  “ya que puede llegar a irritar el tracto digestivo y empeorar los síntomas”, por eso la recomendación del farmacéutico es “no consumir este tipo de bebidas y, por contra, beber suficiente agua para mantenernos hidratados”.

Estar más estreñido en vacaciones

Como informa el vocal de Plantas Medicinales y también colaborador de Schwabe, los viajes “pueden causar estreñimiento porque estamos realizando un cambio en el estilo y ritmo de vida”. En vacaciones es normal, por ejemplo, “que cambie nuestra hora de acostarnos y de comer. Además, cuando estamos de viaje solemos consumir alimentos bajos en fibra y aumentar el consumo de alimentos procesados, carnes ricas en grasas, lácteos y postres con mucho azúcar” y esto “puede llegar a cambiar la rutina de deposiciones”.

Recomendaciones para evitar la tripa hinchada

Algunas recomendaciones para evitar la inflamación y la tripa hinchada son:
Controlar las porciones y comer ligero.
 
Incluir frutas y verduras.
 
Evitar comer después de las 10 de la noche, puesto que la digestión se hace más pesada. 
 
Beber abundante agua a lo largo del día y no tanto durante las comidas.
 
Masticar bien y comer despacio. Esto es esencial para asegurar una mejor digestión y  evitar deglutir más aire de lo normal. 
 
Realizar ejercicio constante. Podemos caminar después de las comidas para facilitar la digestión.
 
Si los síntomas persisten o son muy severos, hay que consultar al médico.
 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas