28 mayo, 2024

El Caribe fortalecerá sus sistemas de alerta temprana

El Caribe es una región muy expuesta a amenazas meteorológicas como huracanes y tormentas tropicales, inundaciones, deslizamientos de tierra y marejadas ciclónicas, fenómenos que cada año le causan daños de más de 1600 millones de dólares, según datos del Banco Mundial.La exposición y vulnerabilidad de los países de la región varían según la isla, el desarrollo socioeconómico, la infraestructura, los ecosistemas y el acceso a los recursos y la información, pero todos se han beneficiado de un proyecto que empezó hace tres años y medio y que ha mejorado los servicios meteorológicos e hídricos y climáticos, salvando vidas y medios de subsistencia.Para continuar esta labor indispensable en la región, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) dirigirán una nueva iniciativa que buscará fortalecer los sistemas de alerta temprana ya existentes.

Llegar a toda la población

Las agencias explicaron que el plan, actualmente en su fase de elaboración y desarrollo, se ajustará a la Iniciativa de Alertas Tempranas para Todos, impulsada por la ONU en todo el mundo.Con un presupuesto de siete millones de dólares, la estrategia tendrá el objetivo de fortalecer los sistemas de alerta temprana mediante un mejor conocimiento del riesgo de desastres, mejores servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales, y mayor capacidad de difusión de alertas para alcanzar a toda la población, incluyendo a la que vive en zonas remotas.Las acciones detalladas del plan que se echará a andar antes de fin de año son:Fortalecer la gobernanza regional de los sistemas de alerta temprana de riesgos múltiples Mejorar el conocimiento del riesgo de desastres a nivel regional, nacional y localFortalecer a nivel regional y nacional los servicios de los sistemas meteorológicos, hídricos y de gestión de riesgos a través de observaciones, seguimiento, análisis y previsiónApoyar las capacidades de difusión y comunicación de alertas, preparación y respuesta a nivel regional, nacional y localLa coordinadora para el Caribe de la OMM, Arlene Laing, indicó que la legislación meteorológica, la política y los planes y marcos estratégicos nacionales son fundamentales para fortalecer los servicios hidrometeorológicos de los Estados miembros del Caribe.Laing agregó que los mandatos legales apropiados con funciones y responsabilidades bien definidas y recursos adecuados permiten “predecir mejor eventos hidrometeorológicos de alto impacto y peligros relacionados, y brindar servicios orientados al usuario”.

Herramientas sencillas

Los organismos de la ONU recordaron que los avances científicos y tecnológicos hacen posible pronosticar peligros y difundir alertas, pero recalcaron que se puede hacer más para fortalecer la comprensión del impacto potencial de los peligros complejos para que los países y las comunidades puedan tomar las medidas preventivas apropiadas.En este sentido, se pronunciaron por poner al alcance de la población herramientas sencillas que la mantengan al tanto de los riesgos de desastres y la alerten llegado el momento.Como ejemplo, citaron una aplicación del Servicio Meteorológico de Jamaica presentada el 25 de junio, accesible y fácil de usar en teléfonos inteligentes, que ofrece pronósticos por hora para todos los lugares de la isla, con un tiempo de anticipación de cinco días. También enviará alertas de mal tiempo. Con más de 1,8 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en el país, esto debería equipar mejor a los ciudadanos para reaccionar ante las advertencias según sea necesario, apuntaron las agencias.

 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas