28 mayo, 2024

el testimonio de dos niñas será clave

Avanza la investigación para esclarecer el doble parricidio que conmueve a Diamante y del que no se tiene precedentes en la historia reciente en Entre Ríos. Las víctimas fueron identificadas como Daniel David Rojas, de 62 años y conocido carnicero de la ciudad, y Gabriela Gorosito, de 50 años.
Por el cruento hecho de sangre permanecen detenidos Daniel Alberto Rojas (38), hijo de las víctimas y ex prefecto (fue dado de baja), y su novia, Flavia Rodríguez; éstos fueron fueron apresados cuando intentaban escapar de la escena del doble crimen y luego de que la nieta de las víctimas saliera de la propiedad pidiendo ayuda.
 
“En el inmueble había dos menores de edad, una era la nieta de la pareja asesinada y la otra, era una amiguita que había pasado la noche en el lugar”, confirmó el subjefe de la Departamental policial de Diamante, Diego Cabello del Campo. Según explicó, la mujer que dio aviso a la Policía fue la madre de la segunda niña en mención.
 
El testimonio de dos niñas será clave
La causa está en manos del fiscal Gilberto Robledo quien, junto a su equipo profesional, entrevistará a las niñas “para establecer de cuánto de lo sucedido fueron testigos o si únicamente escucharon ruidos”. “Eso se determinará cuando se haga la cámara Gesell a ambas menores”, mencionó el comisario.
 
Los investigadores sospechan que el doble crimen se habría desencadenado tras una discusión por dinero. Rojas (h) habría ido a la casa de sus padres a pedirles dinero y, ante la negativa, él y su novia comenzaron a revisar todos los ambientes. Habría sido en ese contexto que se produjo el ataque en la cocina. Los cuerpos fueron hallados con signos de haber sido apuñalados y golpeados. Pero el trasfondo del doble parricidio que conmueve a Diamante podría ser la problemática de consumo de drogas en los detenidos por el brutal crimen.
El “reproche” detrás del doble parricidio
“Había una relación bastante conflictiva en el ámbito familiar por el problema de consumo de drogas que tenía el hombre de 38 años”, confió Cabello del Campo y agregó que la mujer, en tanto, había salido el año pasado de la cárcel tras cumplir una condena por narcomenudeo.
 
“Lo que sucedió antes es materia investigativa porque faltan los resultados de las pericias del gabinete criminalístico y del relevamiento que se hizo en el lugar; además de la declaración de las chiquitas que fueron las que estaban dentro del inmueble para saber si hubo una discusión previa, qué pasó, cuál fue el motivo que produjo este desenlace, teniendo en cuenta que el hombre asesinado es un conocido carnicero en Diamante”, expuso el comisario.
De hecho, reveló que “por problemas de salud, Rojas (p) había alquilado esa carnicería y ese era parte del reproche del hijo por no recibir el local comercial”. “El padre no lo puso a cargo por la enfermedad que padecía: el consumo de drogas”, destacó.
“Una familia bastante golpeada”
Finalmente, el funcionario policial lamentó que los Rojas-Gorosito son “una familia bastante golpeada”. “A fines del año pasado, había fallecido la hija menor producto de una enfermedad; ella era funcionaria de Prefectura Naval y la chiquita (que fue testigo del doble parricidio) había quedado bajo la custodia de su padre”, contó y mencionó que, “el fin de semana, como suele suceder en la mayoría de las familias, la chiquita paseaba en la casa de sus abuelos”.
“El único hijo que le quedaba al matrimonio Rojas-Gorosito era el supuesto autor de este hecho tan trágico para la ciudad de Diamante”, cerró.
Fuente: Elonce

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas