21 junio, 2024

En su misión por ofrecer una alternativa a la ISS, China se prepara para duplicar el tamaño de su estación espacial

China quiere convertirse en una superpotencia espacial capaz de rivalizar de tú a tú con Estados Unidos. Los planes del gigante asiático contemplan enviar astronautas a la Luna en la década de 2030 y hasta traer muestras de la superficie de Marte. Se trata de objetivos sumamente ambiciosos que, en caso de materializarse, requerirán de una enorme cantidad de presupuesto y esfuerzo.

Pero el país liderado por Xi Jinping también pretende ofrecer una alternativa a la Estación Espacial Internacional (ISS). Estamos frente a un objetivo a mediano plazo con muchas más posibilidades de hacerse realidad por dos razones: China cuenta en la actualidad con los “cimientos” de este proyecto, su estación espacial Tiangong, y la ISS tiene una fecha estimado de jubilación.

China añadirá tres nuevos módulos a su estación espacial

Según recoge Reuters, China duplicará el tamaño de su estación espacial con el claro objetivo de permitir que astronautas de otros países visiten su laboratorio orbital, como una alternativa a la ISS en vías a dar por finalizadas sus operaciones científicas en 2031. ¿Cómo lo conseguirán? Según los anunciado por Academia China de Tecnología Espacial, elevando a seis la cantidad total de módulos de la estación.

Desde finales de 2022 que Tiangong funciona en condiciones operativas plenas con tres módulos. Sin embargo, la estación espacial ha sido diseñada de modo tal que pueda ampliarse con el paso del tiempo. Partiendo de esta ventaja, China planea lanzar un módulo de ampliación multifuncional. El mismo se acoplará al puerto delantero del módulo central y contará con varios puertos de acoplamiento. Una vez finalizado el proyecto, Tiangong tendrá el 40% la masa de la ISS y será capaz de albergar más astronautas (el máximo ahora es de tres).

Iss Nasa

ISS

No se ha anunciado una hoja de ruta, pero en SpaceNews estiman que los lanzamientos de los nuevos módulos se producirán en el lapso de cuatro años a partir de ahora. Si esto evoluciona favorablemente, no quedan dudas de que se tratará de un importantísimo paso para las ambiciones espaciales del gigante asiático que, recordemos, ha declarado públicamente que quiere convertirse en “una gran potencia espacial”.

El primer módulo de la ISS se lanzó en 1998, por lo que el famoso laboratorio orbital está por cumplir 25 años en órbita. Lo cierto es que China nunca ha sido parte de este proyecto internacional. De hecho, el Congreso de Estados Unidos sancionó la Ley 112-10 de 2011 con la que prohibió cualquier colaboración entre la NASA y las agencias espaciales chinas sin previa autorización explícita.

La NASA está a punto de dar el primer paso de la minería espacial: un asteroide multimillonario repleto de níquel y oro

Todo parece indicar que, en materia de laboratorios orbitales, las potencias seguirán caminos separados. Mientras que la estación ampliada Tiangong podría estar en órbita al menos hasta 2037, recibiendo astronautas de otros países, Estados Unidos y sus socios internacionales prevén poner fin a la ISS en 2031, aunque esperan tener varias estaciones privadas en órbita para ese entonces.

Imágenes: CNSA | NASA

En Xataka: La NASA ya tiene las muestras de Bennu en sus manos. Su objetivo: descubrir si la vida vino del espacio

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas