3 marzo, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Epic Games gana el juicio contra Google. Play Store es un monopolio, según el veredicto del juez

“El veredicto de hoy es una victoria para todos los desarrolladores de aplicaciones y consumidores de todo el mundo. Demuestra que las prácticas de la tienda de aplicaciones de Google son ilegales y que abusan de su monopolio para extraer tarifas exorbitantes, sofocar la competencia y reducir la innovación.”

Así arranca el comunicado oficial de Epic Games tras su victoria en el juicio contra Google. Tres años después, el juez ha determinado que Google Play Store es un monopolio. Será necesario esperar hasta enero para conocer las repercusiones que esto tendrá en la tienda de aplicaciones de Google.

Fortnite para Android lo destapó todo. El lanzamiento de Fortnite en Android fue uno de los casos más sonados en el mundillo del videojuego móvil. Primero llegó en exclusiva para los móviles de Samsung a través de la Galaxy Store, pero los problemas comenzarón semanas después.

Epic creó un instalador propio del APK para evitar el 30% de comisión que Google cobra a los desarrolladores por lanzar el juego en Google Play. 18 meses después de este movimiento lanzó el juego en Play Store. ¿La clave? Epic se saltó las normas de Play Store implementando dos opciones de pago para los PaVos de Fortnite (la moneda virtual del juego): con descuento si le hacías el pago directamente a Epic Games, sin descuento si pagabas a Google. Esto supuso la eliminación de la aplicación por parte de Google.

Así, desde 2020, Epic Games y Google llevan inmersas en un juicio que no se ha resuelto hasta tres años después.

Contra Apple todo se saldó más rápido. La misma práctica en App Store supuso un empate técnico. El juicio contra Apple se saldó con Epic Games obligada a pagar “daños por un montante equivalente al 30% de los 12,167,719 dólares en ingresos que Epic Games recaudó de los usuarios en la aplicación Fortnite en iOS a través de Epic Direct Payment entre agosto y octubre de 2020”, y con Apple obligada a hacer que los desarrolladores pudieran enlazar fuera de su propia tienda de apps para cobrar a los usuarios.

En el caso Google han saltado más trapos sucios. Durante estos tres últimos años, hemos tenido importantes descubrimientos gracias a la información aportada en el juicio. Algunos de los que más peso han tenido estaban relacionados con los acuerdos secretos que Google mantenía con algunos de los mayores actores de determinados sectores.

La documentación del juicio acredita que Google hizo tratos con empresas como Spotify para que esta tuviese un trato preferencial y pagase menos comisiones, a lo que Google respondía a través de un portavoz que “un pequeño número de desarrolladores que invierten más directamente en Android y Play pueden tener diferentes tarifas de servicio como parte de una asociación más amplia que incluye importantes inversiones financieras e integraciones de productos a través de diferentes factores de forma”. En otras palabras, la propia Google admitía que no todos juegan con las mismas normas.

El jurado lo ha visto claro. El veredicto responde de forma unánime a las preguntas acerca de si Google tiene una posición de monopolio en los mercados de distribución de aplicaciones Android, mercados de servicios de facturación dentro de las apps o si hubo acuerdos anticompetitivos con otros OEM. A todo se responde que sí.

Se determina así que Google incurrió en prácticas ilegales, que tuvo posición monopolista y que las prácticas tanto de tratar de forma preferencial a otros OEM como de impedir a los desarrolladores facturar fuera de Google Play no están reflejadas dentro de las normas de la competencia.

Google no está de acuerdo con el veredicto. Desde Google se ha anunciado que se pretende impugnar el veredicto y que tanto Android como Play Store son un modelo que seguirán defendiendo.

Activision quería su propia tienda de juegos para Android. Se frenó a golpe de talonario, según Epic Games

“Planeamos impugnar el veredicto. Android y Google Play ofrecen más opciones y apertura que cualquier otra plataforma móvil importante. La prueba dejó en claro que competimos ferozmente con Apple y su App Store, así como con las tiendas de aplicaciones en dispositivos Android y consolas de juegos. Continuaremos defendiendo el modelo de negocio de Android y seguiremos profundamente comprometidos con nuestros usuarios, socios y el ecosistema de Android en general”.

El próximo paso se dará a partir del mes de enero, cuando Epic, Google y juez se deberán reunir para determinar las consecuencias que tendrá esta sentencia.

Imagen | Xataka

En Xataka | “Android es un dispositivo de rastreo masivo”, así de contundente es Apple en los documentos del juicio contra Epic

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas