21 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

La fragmentación política municipal en la disputa por la gobernación


Las elecciones provinciales se efectuarán de manera simultánea con el calendario nacional, que fija las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para el 13 de agosto y las Generales para el 22 de octubre. Además de las propias características que arroja un tablero concomitante, atravesado por la agenda nacional y su capacidad de incidencia en la competencia del pago chico, emergen otras variables para el análisis preelectoral.

La composición de la boleta, que llevará en una de sus terminaciones la categoría a la presidencia y en la otra punta la papeleta de las intendencias, es un dato significativo que grafica la importancia de la tracción electoral de las precandidaturas locales, y de la posibilidad de arrastre de votos hacia la contienda principal, que es la sucesión del sillón estelar de Casa Gris, que actualmente ocupa el concordiense Gustavo Bordet.

A fines del año pasado, en la antesala a la jornada del martes 13 de diciembre, cuando el Senado provincial aprobó el texto que facilitaba la modificación de las fechas del calendario electoral, en el caso de un posible desdoblamiento, una de las premisas de una fórmula de unidad para la gobernación, en el peronismo entrerriano, era la construcción de candidaturas fuertes en los municipios, especialmente en Paraná, Concordia, Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Federación, La Paz, Colón, Federal, Villaguay, Villa Paranacito, Nogoyá, Diamante, Gualeguay, Victoria, San Salvador, Feliciano y Rosario del Tala, que son las 17 ciudades cabeceras de los departamentos que conforman la provincia.

Esa hipótesis era defendida en un tablero donde existían varios nombres con chances de ser protagonistas del binomio principal, y donde la unidad del frente nacional era una incógnita. La tesis ratificaba la confianza en la capacidad de movilización de los territorios locales, a sabiendas que el rol de las disputas por las municipalidades será significativo para que la nacionalización del debate no monopolice la definición del voto.

Cierre de listas

El pasado 24 de junio fue la fecha decisiva para la oficialización de las nóminas y las precandidaturas de las diferentes coaliciones electorales en la provincia. Allí se conocieron las seis fórmulas para la gobernación, donde Juntos por el Cambio es la única fuerza política que participa de internas para la resolución de su dupla estelar, con la peculiaridad que a uno de sus postulantes, el radical Pedro Galimberti, le prohibieron el pegado simultáneo con los dos presidenciables de la alianza opositora. Allí se encuentran anotados Adán Bahl (PJ), Rogelio Frigerio (PRO), Pedro Olivetti (Vecinalismo), Sofía Sforza (Frente Izquierda) y Sebastián Etchevehere (Libertad Avanza).

Una de las novedades del cierre de listas fue el tablero local, especialmente en las localidades de Paraná, Concordia y Concepción del Uruguay, donde ambos frentes electorales anotaron múltiples precandidaturas. Aunque la implementación de internas no es original ni novedoso, el propio contexto nacional, la imposibilidad de reelección de Bordet y la configuración de contiendas competitivas en las intendencias, dan un rasgo distintivo al tablero provincial.

En la capital entrerriana, el peronismo atraviesa una batalla entre la actual ministra de Gobierno, Rosario Romero, y el titular de Anses Paraná, Gustavo Guzmán, aunque también se encuentran anotados otros tres postulantes: Nicolás Mathieu, Sergio Paz y Tania Acebal. Por su parte, en la vereda opositora son seis los precandidatos, aunque la disputa entre el ex concejal Emanuel Gainza (PRO) y la legisladora provincial, Lucía Varisco (UCR), se lleva todas las miradas. Ahí además emergen los nombres de Ayelén Acosta (PRO), de Fernando Sibulofsky (ex PJ), Jorge Izaguirre (UCR) y Gustavo Curvale (UCR).

En Concordia, cabecera del segundo departamento más grande de la provincia, el peronismo tiene cinco postulantes competitivos: el viceintendente Alfredo Francolini, el senador Armando Gay, el diputado Ángel Giano, el ex presidente municipal, y padre del actual Intendente, Juan Cresto, y el funcionario de Cafesg, Eduardo Asueta. Por su lado, en Juntos por el Cambio, la interna es protagonizada por Leandro Lapiduz (UCR), Francisco Azcué (PRO) y Roberto Niez (PRO).

En Concepción del Uruguay, que es la localidad principal del cuarto departamento más relevante de la provincia, la oferta del oficialismo presenta tres postulantes, donde se destaca la batalla entre dos ex intendentes de la ciudad, José Lauritto y Marcelo Bisogni, que posee además en su menú al dirigente Gabriel Perdomo. Por su parte, en Juntos por el Cambios, son seis los nombres lanzados, donde se destaca el ex viceintendente de la actual gestión uruguayense, Ricardo Vales, y los ya conocidos Juan Orrico (PRO) y Aníbal Steren (Vecinalismo), que fueron por la intendencia en 2019. Allí también surgen, con menos chances, las precandidaturas de Jorge Sittoni (ex PJ), Amelia Sosa (UCR) y Guillermo Vázquez (UCR).

De las siete ciudades cabeceras con mayor población electoral, el peronismo solo lleva lista de unidad en Gualeguaychú, con Martín Piaggio, primo del actual intendente, y en Federación, donde el mandatario Ricardo Bravo busca su reelección. En cambio, en Colón son tres las ofertas del justicialismo, mientras que en la Paz son dos los nombres en disputa.

Por el lado opositor, en Gualeguaychú son cinco los aspirantes, mientras que en Federación y Colón son dos, siendo La Paz el único distrito donde Juntos por el Cambio obtuvo unidad.

Departamentos en números

Los departamentos Paraná, Concordia, Gualeguaychú, Uruguay, Federación, La Paz y Colón, es decir los siete distritos descriptos, representaron el 73,3% del electorado en el padrón oficial de los comicios de medio término de 2021. La suma de los primeros cuatro acumula el 57,4% de los votantes totales de la provincia, marcando la relevancia significativa, para ambas coaliciones, del desenlace electoral en las cuatro ciudades cabeceras de esos departamentos.

Una primera aproximación análitica muestra que la fragmentación política emerge como peculiaridad en las contiendas locales. En ambas fuerzas políticas será indispensable el trabajo posterior al 13 de agosto, con el propósito que la dispersión del voto en las Primarias no termine siendo inorgánico a la acumulación final, en los comicios generales del 22 de octubre.

Actualmente son 83 los municipios entrerrianos, de los cuales el 56,62% de esas intendencias son gobernadas por el Frente Creer, que fue el sello elegido en 2019 por Gustavo Bordet para la alianza provincial.

Son exactamente 47 las administraciones locales a cargo del peronismo, entre las que se destacan 11 de las 17 localidades cabeceras departamentales: Concepción del Uruguay, Paraná, Gualeguaychú, Concordia, Federación, Villaguay, Feliciano, Diamante, Villa Paranacito, Federal y San Salvador.

Por otro lado, Juntos por el Cambio gobierna actualmente 23 localidades entrerrianas, que representa el 27,71% de los municipios, incluyendo las cabeceras de los departamentos La Paz, Victoria, Gualeguay y Nogoyá. Por último, el vecinalismo conduce 13 gobiernos de cercanía, aunque sin una organización provincial de sus distintas experiencias, donde resaltan Rosario del Tala y Colón, aunque el intendente de la ciudad de la Artesanía, José Walser, resolvió hace unos meses su pase a Juntos por el Cambio.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas