19 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Las mujeres, ¿siguen siendo más longevas que los hombres?


Las mujeres viven más que los hombres, pero la diferencia entre ambos sexos es cada vez menor. Es una de las principales conclusiones de un estudio publicado en la revista PLoS ONE. La investigación, realizada por científicos de las universidades de Alcalá, Barcelona, Oxford y Londres, ha recabado datos de 194 países entre 1990 y 2020 y analizado la evolución esperada de cara a 2030 para determinar que en la mayoría de estos territorios ha aumentado la longevidad.
En concreto, han clasificado esos 194 países en cinco grandes grupos en función de su esperanza de vida. El primero lo engloban los países de África Central, considerados de bajos ingresos y que se han visto afectados por la propagación del VIH/SIDA, además de por sus condiciones socioeconómicas y políticas, con conflictos y guerras. El segundo grupo lo conforman países de altos ingresos (Europa, Norteamérica, Japón, Chile o Australia), que registran los datos de longevidad más altos. 
China, el norte de África, América Latina y países que formaban parte de la Unión Soviética constituyen el tercer eje. Se trata de territorios de ingresos medios y que presentan los segundos mejores resultados. El estudio apunta que las poblaciones masculinas de los antiguos estados soviéticos sufrieron cambios en la mortalidad causados por la caída de la URSS. En un cuarto grupo se ubican Sudáfrica, India y las Islas del Pacífico, también contemplados como países de ingresos medios en desarrollo. Y, por último, Ruanda, Uganda y Qatar forman el quinto grupo, debido a conflictos que afectaron de manera muy significativa a la mortalidad. 
Atendiendo a nueve indicadores de mortalidad, los autores de la investigación concluyeron que todos ellos mejoraron en los cinco grupos. “Este hecho presenta claramente el crecimiento de los procesos de envejecimiento en todo el mundo durante los últimos 30 años y que, incluso, continuará en el futuro, según nuestras proyecciones”, afirman. Entre todos los bloques, África es el que ha presentado mejoras más significativas, mientras que la longevidad de los países de altos ingresos continúa creciendo, a pesar de que se ha desacelerado en los últimos años.
“Este estudio proporciona una perspectiva interesante sobre el desarrollo de la desigualdad mundial en términos de longevidad”, destaca a Science Media Centre (SMC) Jesús Adrián Álvarez, actuario especializado en longevidad en ATP Fondo de Pensiones y miembro del consejo directivo de la Sociedad Española de Demografía Danesa. “A pesar de haber ciertas convergencias en indicadores de longevidad entre regiones, hay marcadas diferencias entre países. Por ejemplo, los españoles viven en promedio 83 años, mientras que el promedio de vida en Nigeria es sólo de 53”, destaca el experto, y añade: “Esta simple comparación da una idea de la magnitud de las desigualdades mundiales que predominan en la actualidad y que muy probablemente prevalecerán por muchos años más”. 

Por qué la brecha entre mujeres y hombres se reduce

Como ya se ha mencionado, otro de los resultados interesantes de esta investigación es que la diferencia de la esperanza de vida entre hombres y mujeres es cada vez menor. “Este hallazgo está en línea con investigaciones previas que señalan que la brecha de longevidad entre hombres y mujeres se ha reducido en países con economías de altos ingresos”, resalta Álvarez. 
Según el especialista, “las estadísticas señalan que una de las causas principales de este fenómeno es el aumento de muertes entre mujeres debido a cánceres y enfermedades respiratorias asociadas al consumo de tabaco, lo cual se traduce a mayores pérdidas en esperanza de vida de mujeres en comparación a la de los hombres”.  
Sin embargo, esta menor diferencia  no significa que los hombres vayan a vivir más que las mujeres. En este sentido, la investigación apunta al cromosoma Y, cuya pérdida se asocia con un mayor riesgo de mortalidad y enfermedades relacionadas con la edad, como las cardiovasculares. Los hombres pierden este cromosoma durante su proceso de envejecimiento, mientras que las mujeres lo conservan. Por ello, la diferencia de la esperanza de vida entre ambos sexos se mantendrá en el futuro. 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas