16 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Llevo cinco años comprando coches y motos de segunda mano en Wallapop. No vuelvo a comprar uno nuevo

He tenido tres motos en los últimos tres años. Todas son de Wallapop. Me he comprado un coche hace dos meses. También es de Wallapop. Cada vez que lo cuento, sigo viendo caras de sorpresa. Comprar a través de esta aplicación es un arte y va mucho más allá de encontrar al particular adecuado. Quiero compartir contigo mi experiencia en estos más de seis  años comprando (y vendiendo para poder seguir haciéndolo) con experiencia más que satisfactoria.

No quisiera que este sea un post de alguien contando sus batallitas en Wallapop. Quiero que sea una guía práctica, con mi visión experiencial, de las dos principales formas que tengo de usar el servicio. Empecemos por el trato más cercano, la compra a un particular.

La compra al particular

El primer punto clave es escoger un vendedor con unas cuantas valoraciones. Todos hemos sido novatos. No es problema del comprador. Del mismo modo, si un buen comprador es novato y no tiene valoraciones, tampoco es problema nuestro. Solo concibo comprar a alguien que tiene cinco estrellas y múltiples ventas.

También tenemos que fijarnos en qué ha vendido. No podemos valorar de igual modo a alguien que ya ha vendido vehículos o productos de cierto coste en la app, a alguien que tiene bastantes valoraciones por vender productos menores. Todo suma, pero siempre nos fiaremos más de un vendedor que ya haya tenido valoraciones positivas con vehículos.

Moto

La primera moto que compré en Wallapop.

¿En qué me fijo a la hora de añadir a favoritos un vehículo? En primer lugar, en la descripción. Artículos sin descripción, con faltas de ortografía especialmente dolorosas, o que no dejen claro el estado del vehículo, los obvio.

Quiero que me digan estado general, extras, uso que se le ha dado, revisiones, ITV. No hay que pasar por alto que la picaresca española está a la orden del día y esta información no tiene por qué ser cierta. No obstante, descripciones como la que ves arriba me dan una foto general del supuesto estado general, y esto es un paso importante.

Los mantenimientos son clave para evitar que el vehículo tenga problemas. Siempre es recomendable comprar con libro oficial o facturas de taller

Respecto a mantenimientos, suelo fijarme en (si es que le toca) que tengan hecha correa de distribución (o kit de arrastre en motos) o que la cadena de transmisión esté al día, que los neumáticos estén a más de media vida y que las revisiones se hayan pasado a tiempo. Hay mil y un factores más respectivos al mantenimiento, pero que estos tres estén al día ahorra muchos dolores de cabeza (y muchos euros).

He buscado un coche de segunda mano por 10.000 euros. Ahora no tengo coche ni esperanzas de tenerlo

En segundo lugar, me fijo en algo que no es tan habitual: que en las fotos parezca un producto nuevo. La razón es simple: en las fotos todos salimos más bonitos, la realidad es otra. Con los coches y las motos pasa igual. Si el vehículo parece inmaculado en las fotografías, con suerte, encontraremos algún roce o pequeño desperfecto estético. Si no tiene muy buena pinta en fotos, imagina en persona. Habrá excepciones. Habrá malos fotógrafos. En estos cinco años he podido comprobar que, en la inmensa mayoría de casos, es así.

Vista la descripción y vistas las fotos, toca abrir chat. No tiene sentido alguno abrir conversación con agresivas contraofertas (como se suele hacer, por desgracia). Queremos conocer el motivo de la venta, estado del vehículo y, a ser posible, que el vendedor nos envíe un vídeo a fecha reciente del mismo, incluido arranque en frío. Si no nos quiere dar el número por privacidad, nos puede compartir un enlace con el mismo.

Coche

Estas eran las fotografías del anuncio de mi actual coche.

Img 2764

Esta era la descripción del mismo.

Aquí me es especialmente relevante que la comunicación sea fluida. Vendedores poco comunicativos, que omiten detalles o presentan recelo al pedir ciertas informaciones (me han llegado a decir que para qué quiero libro de mantenimiento) no deberían entrar en nuestras posibilidades.

Si la descripción es coherente, tenemos vídeo del vehículo funcionando y el vendedor nos pone facilidades, toca plantearse pagar un informe de la DGT. Hace un par de meses, gracias a pagar uno y a un vídeo de más de dos minutos presentando de forma minuciosa el estado del vehículo, me animé a hacer 500 kilómetros para ir a por un coche.

Tras hacerme con él, lo primero que hice fue llevarlo a la casa oficial simplemente para comprobar que todos los mantenimientos estaban al día. No suelen cobrarte por esto, ya que simplemente le pedimos a la casa que nos cuente si de verdad se han realizado esos mantenimientos, qué se ha hecho y en qué fecha. Todo estaba al día.

Wallapop es la mejor forma de contactar con concesionarios y profesionales

Talleres

Wallapop es una maravilla para consultar la ocasión de talleres y compraventas.

La compra a particulares es la más divertida si te gusta este mundillo. Pero nada como comprar a un concesionario o taller, con garantías, papeleos más rápidos y demás. Aquí sucede algo bastante curioso. Wallapop es un genial feed de concesionarios que venden productos interesantes. Talleres oficiales, tiendas pequeñas, concesionarios… Es bastante habitual que sus páginas webs, con apartado de ocasión, estén desactualizadas. No sucede esto en Wallapop.

Soy vendedor con cinco estrellas en Wallapop. Así sobrevivo en esta jungla de segunda mano

Es fácil encontrar compra ventas con buenas valoraciones, podemos marcarlos como favoritos y, cuando suban un producto, seremos notificados. La gran ventaja es que podemos entregar nuestro vehículo antiguo (a un precio notablemente menor del que conseguiríamos vendiéndolo por nuestra cuenta, por lo general) para rebajar el coste final del nuevo.

Img 2771

El día que compré en Wallapop una moto alemana… en un concesionario de motos japonesas.

En mi experiencia aquí, la comunicación es aún más fluida. Por lo general, te pedirán el número de teléfono y te llamarán bastante rápido (están deseando vender). La gran ventaja es que, como mínimo, suelen ofrecer un año de garantía. Se acaben resistiendo o no en caso de que el vehículo tenga algún problema, la ley está de tu lado.

Aquí hay un punto bastante interesante que quiero recalcar, busca siempre el concesionario en Google. En Wallapop, los talleres y concesionarios suelen borrar el anuncio tras la venta, por lo que es habitual encontrar perfiles con cientos de ventas, pero pocas valoraciones. No te fíes solo de las estrellas de Wallapop. Estos negocios tienen presencia en Google, y es importante leer las reseñas recientes para saber cómo se las gastan.

Ninguno de estos consejos es infalible. Siempre nos pueden dar gato por liebre. En mi caso personal, tras tres motos (ahora en busca de la cuarta), un coche y muchos móviles, puedo afirmar que mi experiencia es inmejorable. Las compras requieren tiempo, pausa, investigación y mucho sentido común. Con paciencia, notificaciones activas y las cosas claras, podemos hacer compras de primer nivel.

El placer de estrenar un coche o moto nueva es intenso, pero efímero. Haciendo números, y más en el momento actual, he ahorrado prácticamente un 50% en cada una de las compras de estos vehículos seminuevos.

Imagen | Xataka

En Xataka | Comprar coche de segunda mano: qué mirar y qué tener en cuenta antes de comprar

*Una versión anterior de este artículo se publicó en febrero de 2023

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas