28 mayo, 2024

‘Lo que más me llena de la música es que pude tener a mi familia mejor’




Lucho SSJ, que significa Super Sangre Joven / Foto: Prensa.
El rapero Lucho SSJ señaló que “gracias a la música” pudo “tener a su familia mejor” y darse “gustos que quizás no hubiera podido” darse como llevar a sus amigos de vacaciones, pero siempre “sabiendo de dónde” viene y hasta dónde” está “llegando” con la evolución de su carrera, al conversar con Télam en la previa a su show de este domingo en el Teatro Vórterix junto al brasilero MC Buzzz, uno de los pioneros del funky carioca en español.Luciano Vega, de 21 años, es uno de los batalleros del Quinto Escalón, la competencia de freestyle de plazas más influyente de la historia, que dejó aquellos hábitos para emerger como artista de trap: “Hoy en día no podría balancear entre el competidor y el artista. Estoy muy serio con la música”, razonó Luciano Vega, protagonista de aquella etapa dorada y épica del freestyle nacional.“Hoy se volvió como todo más una empresa y toda la vaina. Muchos de los chicos, como Wos y Dani (Ribba) que fueron parte de ‘La Meca’ del freestyle, se terminaron yendo por temas así. Fue perdiendo el toque, lo digo sin ánimo de desprestigiar a los raperos que compiten hoy en día, pero siento que lo de antes era otra cosa. Me sigue gustando el freestyle, pero no me llama más el gen competitivo. Prefiero ir a ver alguna competencia. Hoy estoy más enfocado en la composición, que es otra cosa”, añadió el cantante de 21 años.En esta era digital, el boca en boca virtual contribuyó a que adolescentes como Lucho, se tomaran hasta dos colectivos semana tras semana para medirse en las históricas jornadas del Parque Rivadavia: “Empecé en una movida de Escobar, una competencia que reunía más o menos a treinta personas y empecé a aprender de todos los chicos que estaban ahí. Poco a poco me fui expandiendo: capaz que ellos no salían tanto de ahí, pero yo me fijaba en las redes sociales y me mandaba capaz a una competencia nocturna en Puerto Madero. Cuando me llegó la data del Quinto, supe que tenía que estar ahí”.
En el 2019, cuando recién estaba emergiendo la escena del trap en Argentina, editó su primer disco titulado “Nivel”, donde contó con el aval de otros raperos de la escena como Duki, Neo Pistea, Khea y Midel, y arraigado a esos sonidos comenzó a destacar en el medio de toda esa explosión musical. Desde entonces, sacó un disco por año (“Baller”, 2020) y “Buscándome” (2023), trabajos que confirman su ascenso en el mapa internacional con giras por países como México y España.Este domingo en el Teatro Vórterix de Colegiales llegará con algunas gemas de trap como “Jimmy Fallon” y “Pérdoname si llego tarde”, pero también dará cuenta de su nivel al servicio del drill, otro subgénero que emerge con fuerza desde la cultura del hip-hop y que supo condensar en su último EP titulado “Sin Cobertura”, con cuatro cortes producidos por el español Arcones: “El drill me llegó directamente de España y me encantó la movida. Muchos artistas de la escena del trap se fueron a hacer otros géneros y, bueno, a mí me gusta mucho hacer trap pero sentía que tenía que buscar algo nuevo, dar con otro sonido y afilarme en otra cosa. El drill era justo lo que me gustaba y cuando saqué los primeros a la gente le gustó y generó mucho impacto y llegada”.“El show va a tener muchos invitados en ‘feats’ que la gente se merece escuchar en vivo. Después, lo encaro con muchas ganas, porque me encantar estar ahí con la gente de vuelta. Me quedé muy manija desde la última vez en Groove. Estoy súper ansioso, pero lo encaro con mucha naturalidad. También va a estar MC Buzzz que tengo pila de temas con él que nunca pudimos cantar en vivo, temas que super gustaron. Va a estar muy bueno. Estoy muy motivado y con ganas para mandarle con todo”, añadió. “El show (de este domingo) va a tener muchos invitados en feats que la gente se merece escuchar en vivo” / Foto: Prensa.
-¿Cómo era hacer trap en tus comienzos y en un momento en el que no había demasiadas referencias locales cuando empezaron a emerger todos juntos como una nueva escena tras la disolución del Quinto Escalón?
-Aprendiendo entre todos. Me acuerdo de pasar tiempo en el estudio escuchando a los pibes grabar. Entre todos íbamos sacando data, o capaz alguien bajaba algún flow de allá (de la escena estadounidense), midiéndonos para no quedarnos atrás y seguir en una evolución constante. Poco a poco fue creciendo el trap en Argentina a la par de lo que pasaba en varias partes del mundo con la llegada de artistas y sonidos nuevos. Descubríamos productores nuevos que capaz todavía no se conocían acá; ellos son claves para hacerte sacar un sonido nuevo. Capaz un día empezás a hacer un sonido con un productor, después grabar con otro y hace otra cosa totalmente distinta. Capaz que si no te encontrabas con ese productor, esa canción nunca la hubieras sacado. Va todo más o menos por ahí.-En tu identidad artística llevás las iniciales del colectivo de artistas del que estaba bien al frente Duki ¿Cuál es la historia detrás de Super Sangre Joven?
-A finales del Quinto jodíamos con MKS, Dam, Duki y yo con esto de SSJ porque éramos todos muy jovencitos y estábamos ahí rompiendo un poquito en la movida del freestyle. Después lo llevamos más a lo artístico, yo me lo puso en el nombre y Duko lo usó en una banda de cosas, al igual que los pibes. Todavía representamos eso: somos la sangre nueva, la nueva ola. Foto: Prensa.
-Estuviste en el escenario con Duki en los Vélez y venís de grabar en su último disco “Antes de Ameri” ¿Qué te pasa con lo que le toca vivir a él hoy con este fenómeno de estadios y ocupando el lugar que ocupa dentro de la escena argentina? ¿Pensás que su actualidad es también un triunfo colectivo y generacional?
-Yo estoy súper contento por él porque conmigo siempre fue una persona súper transparente y alguien que me ayudó en una banda de cosas. Cuando yo no tenía él siempre se portaba y se ponía la camiseta. Me llevó a un montón de lugares, me hizo conocer una banda de artistas y escenarios. Aprendí muchas cosas de él y para mí está en el lugar que se merece. Es un artista de la puta madre y tiene todavía mucho potencial. Se merece todo esto por ser lo buen artista y persona que es.-¿Te sentís uno de los más mimados dentro de la escena?
-No diría mimado, pero sí que los chicos siempre me trataron súper bien y me acompañaron en todo mi proceso. Yo siento que los chicos me tienen mucho respeto porque también saben de dónde vengo, mi historia y que yo siempre fui igual, muy respetuoso y la mejor con todos. También fui aprendiendo y, al final, me supe medir con ellos. Cuando grabamos el remix de “Tumbando el Club” yo tenía 16 años y estaba ahí rapeando con los mejores raperos de Argentina, estando a su altura tanto en la lírica como en el flow. Eso también me dio un respeto dentro de la música que me ayudó a hacer la diferencia.
-Ya desde tu primer disco titulado “Nivel” que esta idea de seguir evolucionando dentro de la música forma parte de tu narrativa, incluso también en esta última colaboración con Duki también en tus barras hacés como un balance de ese recorrido ¿En qué momento de ese camino y esa búsqueda sentís que estás en esta autosuperación?
-En el de querer tratar de llegarle a más gente, con un nivel en el que puedan ver lo que puedo hacer como artista y que puedo ser también muy versátil. En el próximo proyecto que estamos preparando hicimos varios ritmos: hay un dembow, un funky carioca, un dancehall, varios sonidos que todavía la gente no escuchó de mí y que me quedaron muy bien. Evolucionar también es probar nuevos ritmos, y juntarme con gente nueva a hacer música para llegarle a más gente.-A nivel personal, ¿en qué más te cambió la vida haber tomado esa decisión?
-Yo te soy sincero, lo que más me llena a mí es que gracias a la música pude conseguir cosas y tener tanto a mi hermano como a mi familia mejor. Pude llevar a mis amigos a lugares que capaz no podían. Como a un restaurante, aunque parezca una boludez. Pero era un gusto que capaz ellos nunca podrían haberse dado sino fuera conmigo. Hice un viaje de vacaciones con todos mis amigos a la Costa, alquilé una camionera y nos hospedamos en un súper hotel frente al mar. Son gustos que quizás no me hubiese podido dar si no fuera por la música. Esas son las cosas que a mí me llenan, además del amor de la gente. A mí me vuelve loco hacer un tema y leer los comentarios, que me digan que la estoy rompiendo y evolucionando. Siempre sabiendo de dónde vengo y hasta dónde estamos llegando, con la gente que está al lado mío rodeándome.

Su recuerdo del remix de “Tumbando el Club” que marcó un “antes y un después” en el trap

A más de cuatro años de la salida del remix de “Tumbando el Club”, el remix que tenía a Neo Pistea como anfitrión y a los máximos referentes de la escena dando el presente como invitados, Lucho SSJ sentencia que aquel junte histórico marcó “un antes y un después” para la evolución del movimiento y compartió detalles inéditos sobre “Hoy me levanté”, una nueva colaboración colectiva que conecta a raperos de Argentina, Uruguay y Chile.“No éramos conscientes de que estábamos haciendo un pedazo de historia”, evocó Lucho, en diálogo con Télam, sobre aquella canción que terminó de “unir” a toda la escena del trap local y que reunía en una pisa las voces de los raperos Duki, YSY A, Cazzu, C.R.O, Obie Wanshot, Khea, Coqeéin Montana, Marcianos Crew y al propio Lucho SSJ, bajo la producción de 0-600 en el Track: “Tuvo muchos números y se volvió internacional. Realmente fue un cambio rotundo para toda nuestra escena Era el primer tema grande en el que colaboraban muchos artistas. No se había hecho algo así acá”.Y agregó: “Fue un ‘boom’ trascendental. Me acuerdo de las repercusiones en Instagram, de todo el mundo diciéndome “rompiste, rompiste, rompiste”. Yo estaba súper contento. Me enteré que iba a estar por una publicación de Neo que subió un dibujito de todos al estilo de Dragon Ball Z. A mí me había hecho como un Goten chiquito. Yo ya tenía una carrera musical, pero no me lo esperaba. Me quedé en mi casa todo el día escribiendo y escribiendo versos; después llegué al estudio y estaban los pibes. Tiré el primer verso y me dijeron “dejá eso, la rompiste”. Y del rodaje me acuerdo de las risas, de estar ahí con los pibes boludeando y disfrutando mucho, que es lo más importante”.En diálogo con Télam, explicó que la unidad de nuestra escena es un valor que empieza a tomarse como ejemplo en otras escenas hispanoparlantes: “Las primeras veces que fui para España me decían eso: que nosotros estábamos muy unidos y demás. Yo pienso que eso va en uno, en que un artista le escriba a otro para hacer algo. No va mucho más allá de eso. Es natural para nosotros, que en vez de fijarnos tanto en las posiciones, si este está subiendo más o menos que yo, o si soy mejor que este y el otro, es mejor darnos la mano, hacer algo y pintar un cuadro juntos. Estamos compartiendo arte para llevárselo a la gente. Si yo tengo mi público y vos tenés este otro, entonces unámoslos”“Acá se fue dando de forma natural, también por la movida del Quinto Escalón que hizo que muchos nos conociéramos ahí. Hasta gente como Kaleb Di Masi que hoy en día hace otro género (el turreo) estaba metido ahí. Muchos artistas nos conocimos personalmente en esa plaza, eso hizo que la unión fuera como más natural pero en España recién ahora están compartiendo los valores de la colaboración y está súper bueno para que tengan un “boom” como el que tienen que dar. Cuando terminó el Quinto, confiábamos en el proyecto de la música y al final terminó siendo lo que fue. Yo sabía que estaba por empezar una etapa mucho mejor para mí y todos los chicos”, comentó.Lucho fue convocado hace dos años por el rapero uruguayo Franux BB para una canción que recién tendría su estreno hace apenas dos meses y donde también están otros referentes de aquella escena como Pekeño 77, otros argentinos como Neo Pistea, C.R.O y Lil Troca, además del chileno Harry Nach: “Estuvo frenado por que Franux tuvo problemas de contrato y también porque estaba pendiente si se subía este u otro artista. Hoy lo escuchás y sigue teniendo esa frescura. Lo hicimos en ese tiempo que el trap estaba prendido fuego, pero por fin vio la luz. Estoy muy contento”.Télam: Otra colaboración que también tuvo su estreno hace muy poco fue la de “01 dE ENEro” con Duki, ni más ni menos que la canción que abre su último disco “Antes de Ameri”
Lucho SSJ: Fue muy loco volver a grabar con él en “01 dE ENEro”, una canción que hicimos el segundo día del año. Me escribió, nos juntamos en el estudio. Empezó el tema rompiendo y después cuando llegó mi parte me dijo que había quedado muy buena y que tenía que estar en el disco. A la semana subió una historia a las redes escuchándolo y ahí me di cuenta de que iba en serio. Después se re contra cebó. “El gordo me está mostrando el tema, la rompieron”, me decía todo el mundo. Y recién dos semanas antes de que saliera “Antes de Ameri” me dijo que iba a ser el tema de apertura. Me quedé flasheado, muy potente. Y, bueno, súper contento porque él siempre se acuerda de mí para darme la oportunidad, y sabe lo que soy capaz de hacer. Por eso también me pone en ese tipo de lugares para que yo pueda dar todo mi potencial. Yo lo tengo súper normalizado, pero Duki es uno de los artistas más grandes del momento.



Source link

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas