29 mayo, 2024

Los 8 GB de RAM en los nuevos MacBook Air M3 son insuficientes. No es un movimiento nuevo en Apple

Sin presentación ni evento previo, Apple ha desvelado hace unos minutos los nuevos MacBook Air de 13,4 y 15,3 pulgadas. Dos portátiles que llegan con más aires de Pro que de Air, gracias a su chip Apple Silicon M3, conectividad WiFi 6E y unos precios que parten desde los 1.299 euros.

¿El problema? El peaje por saltar al modelo de base de 16 GB de RAM es muy, muy elevado. En concreto, 1.529 euros por el MacBook Air más pequeño, de 13,4 pulgadas, con 16 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento SSD.

Unos Air poco Air. La parte buena de la película: los MacBook Air son, prácticamente, MacBook Pro. Hablamos de propuestas con pantalla LED IPS con resolución de 2.460 x 1.664 píxeles, Apple Silicon M3, cuádruple altavoz, sonido Dolby Atmos…

Siguen siendo más pequeños y sus paneles tienen considerablemente menos brillo respecto a los modelos Pro, pero por un precio notablemente inferior ofrecen un equilibrio envidiable.

8 GB de RAM no son suficientes. Ni siquiera con Apple Silicon

Los 8 GB de RAM no se van. Más de 1.500 euros. Es el precio a pagar si queremos apostar por el MacBook más pequeño con 16 GB de RAM. En concreto, Apple sigue cobrando a 230 euros los saltos en RAM, pudiendo configurar hasta 24 GB en estos modelos.

Un MacBook Pro de 512 GB de memoria base, el mínimo recomendable en estos equipos, se dispara hasta los 1.759 euros. Un sobrecoste de 230 euros que no se justifica por una sencilla razón: los MacBook piden a gritos una memoria base de 16 GB de RAM.

Según Apple, 8 GB son como 16 GB. El debate no es nuevo, ya en noviembre de 2023 Apple se pronunciaba ante las críticas con sus memorias base. Según la compañía, “los 8 GB de un MacBook Pro M3 son probablemente análogos a 16 GB en otros sistemas. Lo que ocurre es que podemos utilizarlos de forma mucho más eficiente”.

A Apple no le falta razón en que macOS tiene una gestión de recursos, por lo general, más eficaz que la de Windows. Donde el argumento hace aguas es en aquellos escenarios en los que realmente se nota el agotamiento de la memoria, como en edición de vídeo, exportación de fotografías, etc. Escenarios habituales en un usuario de productos de Apple y donde, en un caso particular, sufro horrores con mi M1 con 8 GB de RAM.

Un movimiento “similar” al de los iPhone. Apple nunca ha sido compañía de apostar por las specs, y los iPhone son la prueba. Hasta hace no demasiado, los iPhone base partían de 64 GB, dando el salto a los 128 GB en los primeros modelos Pro. De hecho, el propio iPhone 15 Pro sigue teniendo 128 GB de almacenamiento, reservando los 256 GB de base al modelo Pro.

¿La diferencia? Hasta los iPhone 15 Pro cuentan con 8 GB de RAM, misma memoria que tiene también el pequeño iPad Air. Un sistema sin multitarea real y con apps que demandan menos recursos, a la altura en RAM que un MacBook Air de 2024.

El precio de las memorias, en caída libre. El precio de las memorias es cada vez más bajo. Tanto, que un SSD de 2 TB puede conseguirse por 100 euros, algo que nos costaría cerca de siete veces más en el caso de apostar por un ampliar la memoria en un MacBook Pro.

Que la industria esté moviéndose hacia memorias más económicas es algo que no ha afectado a la estrategia de Apple. Los precios de ampliación siguen siendo altos, y las memorias base, las mismas que hace varias generaciones.

Un camino que tendrá un inevitable fin. Estirar el chicle con las memorias escasas nunca ha sido problema para Apple. Lanzar estos Mac en 2024 con 8 GB de RAM es prueba de ello, pero la pregunta es ahora hasta cuándo pueden seguir lanzando equipos con esta memoria base.

El target con los MacBook Air no es el mismo de los Pro: apuntan a un usuario “básico”, que quiere un Mac con potencia suficiente para aguantar el paso de los años y que, en caso de usar apps específicas para trabajo, no tiene grandes aspiraciones.

Sigue sin ser justificación suficiente, ya que hacer sufrir a los 8 GB de RAM es tan sencillo como apretar las tuercas sin demasiada fuerza en programas como Final Cut o Adobe Lightroom. 8 GB de RAM en macOS son suficientes para un uso básico, pero bastante justos para ir (tan solo) un pasito más allá.

Imagen | Apple

En Xataka | Memoria RAM: qué es, para qué sirve y cómo mirar cuánta tiene tu ordenador o móvil

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas