29 mayo, 2024

Los hutíes siguen atacando barcos en el Mar Rojo. El problema es que se trata de un punto neurálgico para el Internet

El Mar Rojo se ha convertido en un escenario de conflicto. Y esto es un enorme problema. No solo porque por esta estrecha franja de agua solía pasar cerca del 15% del comercio marítimo mundial, sino porque por esta región se extienden al menos una decena de cables submarinos que son responsables de aproximadamente del 17% del tráfico global de Internet.

Desde noviembre del año pasado, los hutíes han atacado más de una treintena de barcos mercantes con misiles y drones “kamikaze”. La tormenta de fuego de este grupo que se declara parte del “eje de la resistencia” contra Israel no ha cesado pese a los operativos liderados por occidente para limitar su capacidad bélica.

Cables submarinos dañados

En medio de este complejo panorama el medio israelí Globes señaló a principios de esta semana que cuatro cables submarinos habrían sido dañados. Se trata de los cables Asia-Africa-Europe 1 (AAE-1), TGN Atlantic (TGN), Europe India Gateway (EIG) y Seacom que conectan Jeddah, en Arabia Saudita, con Djibouti, en África Oriental.

Como señala TeleGeography, los daños en los cables submarinos no son algo fuera de lo común. Por lo general, este tipo de infraestructura está expuesta entornos ambientales adversos. Sin embargo, añade Globes, la reparación de varios cables a la vez puede traducirse en un enorme desafío para las compañías operadoras de los mismos.

Más allá de la información que provienen del mencionado periódico, únicamente Seacom, que opera junto a Tata Communications el sistema Seacom/TGN, ha confirmado que uno de sus cables se vio afectado el pasado 24 de enero. Si bien no ha brindado detalles sobre el incidente y ha dicho que está investigando lo sucedido.

Map Aae1 Eng

El daño en parte de su red significó que los servicios IP destinados a Europa y otras regiones debieron ser redirigidos a través de rutas alternativas, como los cables Equiano, PEACE y WACS. Recordemos que las compañías como Seacom suelen tener sistemas de respaldo que se activan en casos de incidentes para no dejar offline a sus clientes.

Fibra Optica

Pero esto no suele ser 100% efectivo y, en ocasiones, algunas regiones suelen quedarse sin servicio. El Observatorio NetBlocks indicó el 26 de febrero que las landing stations, la infraestructura donde cables submarinos tocan tierra, de Djibouti habían registrado problemas de operación, presumiblemente por los daños en el Mar Rojo.

Los hutíes, señala The Guardian, han negado haber atacado cables de comunicaciones. El grupo dice que sus ataques están dirigidos a navíos de propiedad, bandera u operación israelíes, aunque se han registrado ataques que van más allá de esto. Esto está haciendo que las principales navieras dejen de utilizar esta ruta marítima.

Israel quiere que el internet de Europa a Asia pase por ellos. Un gran cable por el Mediterráneo será su arma

En cualquier caso, el Mar Rojo es una zona de conflicto y se ha confirmado que al menos un cable ha resultado dañado por algún motivo. Seacom en este momento o cualquiera de las otras empresas en el futuro se enfrentan al reto de encontrar socios que estén dispuestos a trabajar en la zona para realizar los trabajos de reparación.

Imágenes | Consorcio AAE-1 | Marina India | Seatools | Denny Müller

En Xataka | El centro neurálgico de internet para toda América Latina está en Miami y es literalmente una fortaleza: el NAP

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas