13 julio, 2024

Los murciélagos de España viven tiempos de incertidumbre. El motivo, según el CSIC: los aerogeneradores

En España, la energía eólica es uno de sus principales motores del crecimiento económico. De hecho, el número de parques eólicos en nuestro país es cada vez mayor. Ya existen 22.000 aerogeneradores repartidos entre unos 1.500 parques eólicos. Casi 400 máquinas se instalaron sólo en 2022. Aunque esta fuente de energía es un pilar importante para la transición energética, existe un problema: los parques eólicos se han convertido en un cementerio para los murciélagos.

Sus aspas ya matan a un millón de estos animales al año, poniendo a sus especies en peligro de extinción a largo plazo.

El estudio. Hasta ahora la cifra se estimaba que el número de muertes de estos animales por las aspas de los aerogeneradores era de entre 100.000 y 200.000 al año, según la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (SECEMU). Pero un nuevo estudio conjunto del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Lund y la de Sevilla acaban de elevar esa cifra hasta el millón anual.

El mismo Gobierno de España explica en su página web que una de las principales causas de mortalidad no natural de los quirópteros es la producida por los aerogeneradores: “Considerando la biología de las especies de este grupo taxonómico, las mortalidades detectadas por esta causa podrían estar poniendo en riesgo la viabilidad de poblaciones de algunas especies de quirópteros”.

España es una potencia de la energía eólica, pero tiene una gran deuda con la offshore: así aspira a corregirla

¿Por qué? Este tipo de animales suele sentirse atraído por las grandes estructuras en medio del paisaje como son aerogeneradores y curiosean por sus alrededores. Hay que tener en cuenta que las aspas de un aerogenerador viajan a una velocidad de 300 kilómetros hora. Y su impacto es una de las principales causas de muerte de los murciélagos.

Pero hay más. La otra mitad de las muertes se produce sin que les toquen las palas. Es lo que se conoce como barotrauma: los cambios bruscos de presión provocados por las aspas les producen una hemorragia interna en los pulmones o en la cavidad abdominal.

En peligro de extinción. Los investigadores recogieron 2.371 cadáveres de murciélagos sólo durante el estudio y la conclusión es  murieron entre 33.000 y 37.000 murciélagos solamente en Cádiz. Pero los autores alertan de que en algunas de las zonas analizadas se registraron las tasas de mortalidad más altas en el mundo documentadas hasta la fecha.

Según los investigadores, de las 31 especies de murciélago que viven en la España peninsular, un tercio se encuentran amenazadas, y más de la mitad morirán bajo las aspas. “Conviene recordar que los murciélagos tienen una tasa de natalidad muy baja, de una cría (a veces dos) por hembra al año”, señalaba Sonia Sánchez, autora principal del estudio.

La eólica ha logrado un récord de generación instantánea en España: qué significa para el mapa energético

Vigilancia ambiental. Cádiz cuenta con uno de los planes de vigilancia más drásticos de España. Han puesto vigilantes en los parques durante las horas de luz durante todo el año. Su trabajo es localizar animales muertos o heridos por los aerogeneradores y ordenar la detención de las turbinas cuando exista peligro de colisión con algún ave. Aunque los resultados del estudio demuestran claramente que estos programas no son eficientes, ya que están más centrados en aves planeadoras de gran tamaño.

Soluciones.  Si bien la eólica es una fuente de energía renovable esencial para luchar contra el cambio climático, es necesario proteger a su vez la biodiversidad. “Medidas como la parada temporal de las turbinas durante los periodos de alta actividad de murciélagos han demostrado ser vitales para reducir el impacto sobre estas especies y alcanzar esa energía verde de la que tanto se habla”, señalaba Sánchez.

Desde SECEMU, también creen necesario aplicar estas medidas sobre todo en los meses de celo (agosto, septiembre y octubre),  momentos en los que hay un actividad frenética y cuando se produce más de un 80 % de la mortalidad de los murciélagos. Y proponen activar los aerogeneradores a partir de los 5-6 m/s de viento, ya que se ha observado que la mayoría de los murciélagos mueren en noches con viento suave, cuando el aerogenerador gira a bajas velocidades, pero suficiente para que golpearlos o causarles un barotrauma.

Imágenes: Unsplash

En Xataka | Por primera vez en España, una comunidad produce más que el 100% de su demanda con viento: Aragón

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas