29 mayo, 2024

Norovirus: cómo prevenir la causa más frecuente de la gastroenteritis


En los últimos días, las autoridades sanitarias de Estados Unidos han advertido del aumento de casos de norovirus en el país. Lo cierto es que se trata de un patógeno muy frecuente y la principal causa de brotes de gastroenteritis aguda a nivel mundial. Más conocido como “gripe estomacal”, la propagación de este patógeno es más frecuente durante los meses de invierno. 
Los norovirus son muy resistentes en el medio ambiente. Según informan desde el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), pueden sobrevivir largos periodos en diferentes superficies y tanto a las heladas como a las altas temperaturas (hasta 60 ºC).
Una persona que se infecta del virus, suele presentar los siguientes síntomas:
Otros signos menos frecuentes son: 
Normalmente, los síntomas suelen aparecer entre 12 y 48 horas después de haber estado expuesto al virus. La mayoría de personas pasan la enfermedad sin complicaciones y mejora en los tres primeros días. Eso sí, a pesar de presentar signos de recuperación, el paciente todavía puede transmitir el virus durante varios días más. Son población de riesgo las personas mayores o aquellas con el sistema inmune debilitado. 

Cómo se contagia el norovirus 

Los norovirus son muy contagiosos y se transmiten principalmente por vía fecal-oral, es decir, por contacto o mediante el vómito o las heces de los individuos infectados. Además, hay riesgo de contagio cuando la persona consume alimentos o bebidas que están contaminados o al tocar superficies u objetos con este patógeno y llevarse luego los dedos a la boca.   
El ECDC señala que el vómito crea aerosoles con un alto contenido de partículas de virus que ingresan a la mucosa oral o contaminan las superficies. Como se ha mencionado, estos agentes pueden sobrevivir mucho tiempo, por lo que el entorno es foco de nuevas infecciones. La eliminación del virus comienza con la aparición de vómitos y diarrea. 
Debido a la variabilidad genética de la cepa del virus, la inmunidad dura sólo unos meses. Por tanto, es frecuente que una misma persona se infecte varias veces a lo largo de su vida. El organismo europeo afirma que la susceptibilidad a la infección puede estar determinada genéticamente. De hecho, de acuerdo con estudios recientes, la población del grupo sanguíneo 0 tiene un mayor riesgo de infección. 

Cómo prevenir la infección del norovirus 

Para prevenir la infección del norovirus, es importante cumplir con las siguientes medidas: 
Lavarse las manos con jabón y mínimo durante 20 segundos, especialmente antes de usar el baño, de comer o de manipular alimentos, así como en caso de tomar medicamentos, a uno mismo o a otra persona.
 
Aislamiento de las personas infectadas. Esto incluye evitar la manipulación de alimentos cuando se presenten síntomas gastrointestinales y, después de que estos hayan desaparecido, mantener la distancia al menos 48 horas.
 
Limpiar y desinfectar muy bien con agua y lejía la superficie, sobre todo después de que alguien haya vomitado. Al limpiar el vómito, se aconseja usar guantes, además de mascarillas para prevenir el contagio a través de los aerosoles.
 
Lavar la ropa (incluida la de cama). En este sentido, es necesario quitarse las prendas y sábanas que puedan estar contaminadas y no sacudirlas para evitar la propagación de aerosoles. 
Acerca del tratamiento, no existe todavía (es un área en investigación) una vacuna para prevenir la infección por norovirus y tampoco ningún medicamento específico para combatir la enfermedad. El tratamiento se limita a la reposición de líquidos y electrolitos (minerales presentes en la sangre y en otros líquidos corporales). 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas