13 julio, 2024

Pilar Smith: “Hay personas a las que les tengo miedo”


En términos futbolísticos, la vida a Pilar Smith hace unos años le marcó el final del primer tiempo. Consigo se llevó un matrimonio feliz junto al padre de sus tres hijos y una salud a prueba de balas. Ya para la segunda parte, la vistió de sabiduría y la obligó a reinventarse a partir de la soledad y de un melanoma que le indicó fríamente que tenía un cáncer de piel que de no tratarse, podía llegar a complicar sus días. Según cuenta la propia Smith, se volvió a enamorar y con la seriedad que le imprime a su profesión, también abordó a su médico de cabecera con la pregunta más incisiva que hizo en toda su vida: “¿Me voy a morir?”. La respuesta negativa del profesional la tranquilizó, y si bien la obliga a tratarse de por vida, la envalentonó para disfrutar de su presente. De sus hijos, de su madre, de su nueva pareja y sobre todo, de su profesión, esa que la convirtió en el eslabón perdido entre María Laura Santillán y Marcela Tauro. Es que su personalidad la llevó a entrevistar a Quentin Tarantino y Tom Cruise, como también a Guido Süller con la misma meticulosidad y profesionalismo. Así, encontró su espacio más lúdico en su programa “Gossip” por la señal NET TV, donde le da rienda suelta a la Pilar irónica y combativa y en Telefe, donde si bien mantiene su aura jovial, se pone más seria cuando aborda las noticias del espectáculo. Sin filtros y con el casete apagado, asume con hidalguía su rol de entrevistada.
Pilar Smith: Soy tercera generación de periodistas. Mi abuelo Mario Smith fue uno de los fundadores de APTRA y mi papá Eduardo fue la cara del noticiero de la medianoche del viejo Canal 11. Pero falleció muy joven, a los 37 años, justo cuando comenzaba a crecer en la profesión. Cuando murió yo tenía 9 años y para mí era una persona grande pero viéndolo a ojos de hoy, no puedo creer que mi papá haya muerto a los 37 años, 12 años menos de los que tengo ahora. Sin embargo, de chica nunca me interesó el periodismo, yo quería seguir hotelería porque amaba viajar. Hasta que la mamá de una compañera me dijo que tenía que ser periodista y eso me llevó a mi papá y a mi abuelo y comencé a estudiar en la Austral. 
Noticias: ¿Sabían en la Universidad quién era usted?
Smith: Nadie sabía mi historia. Mi carrera fue un empezar de cero porque en la facultad no me conocía nadie. Hice toda la carrera sola con mucho esfuerzo y sacrificio. El periodismo es pasión y tengo pasión por informar. De lunes a viernes de Belgrano hasta Constitución en el colectivo 64, ida y vuelta. No sabía qué rama seguir porque la actualidad no me gusta, la política menos y deporte cero. Pero la pasantía de la facultad me llevó al diario La Prensa a la sección Espectáculos en el año 98 y ahí empezó todo. 
Noticias: Habrá sido muy duro para su madre quedar viuda tan joven.
Smith: Durísimo. María Susana, mi madre, es la luz de mis ojos, ahora vive conmigo, me ayuda con todo, con mis hijos, con la casa, es quien me apuntala en la vida. Ella también tenía 37 y quedó viuda muy joven con dos hijos chiquitos. Un ejemplo de resiliencia absoluto. Me inculcó salir adelante a pesar de todos los obstáculos. Si nada en esta vida me acobarda ni me frena es por ella. 
Noticias: ¿Qué recuerda de sus días en La Prensa?
Smith: Mi primera nota fue entrevistar a Raphael, el niño. Arranqué fuerte. En La Prensa trabajé dos años. Luego me entero que había un casting para el programa de Georgina Barbarossa y la prueba era entrevistar nada menos que a Graciela Alfano. Me presento y me cuenta que conocía a mi papá y con la mejor onda me dice: “Te voy a contar algo que nunca conté para que te elijan, mi romance con Lorenzo Lamas”. Y salió un notón. Cuando el productor que era Antonio Gasalla vio la nota me eligió como notera para “Venite con Georgina” por Azul Televisión. 
Noticias: Pasó de entrevistar a Graciela Alfano al Larva y de Tom Cruise a Marcos Ginocchio.
Smith: Claro, porque después pasé a “Zap”, el programa de mediáticos de Marcelo Polino. Ahí entrevisté al Larva, al Laucha, a Guido Süller y a Jacobo Winograd. No podía creer que me pagaran por irme a reír un rato. Pero soy súper versátil, creo que es la clave de mi carrera. Ahora estoy en “Gossip”, un programa muy entretenido que puede venir Taky Natali, la ex de Ricky Maravilla y después me voy a Telefe donde tal vez tengo que viajar para entrevistar a Lionel Richie o Jennifer López.
Noticias: En su versatilidad se habrá topado con personajes poco humildes.
Smith: Vi pasar a muchos que se creyeron que la fama era eterna y al tiempo me rogaban una nota. En sus 15 minutos de gloria no me atendían el teléfono y después me esperaban a la salida del canal para hablarme. Lo vi mucho, sobre todo desde que comenzó “Gran Hermano”, semillero por excelencia de estos casos. Alfa ahora está en baja y la última vez que vino al programa no midió. 
Noticias: ¿Cuánto hay de cierto y cuánto de actuación en los debates de “Gran Hermano”?
Smith: Yo me los tomo en serio porque estamos analizando un juego. Y si bien el juego puede ser insignificante o relevante, mi opinión tiene que ser seria. Trabajé con Jorge Dorio, Ceferino Reato y Marisa Brel y las discusiones, aunque fuesen sobre chicos encerrados en una casa, siempre fueron serias y pensadas. 
Noticias: ¿Qué análisis hace de la televisión actual?
Smith: La televisión argentina está atravesando un sismo. Yo no quiero que desaparezca ni que se debilite frente a las plataformas de cine o el streaming, pero lo cierto es que los streamers llegaron, aunque no sabemos si para quedarse definitivamente o si están de paso.
Noticias: Muchos de los conductores consagrados se prueban en el streaming. ¿Cómo los ve?
Smith: Es otro concepto, otro nivel de lenguaje, mucho más joven. Yo no me siento tan cómoda en el streaming, si bien lo hago para “Gran Hermano”, reconozco que me cuesta ser la misma de la tele. Claro que los veo incómodos a Tinelli, De Brito y Casella, pero están aprendiendo el código. No corresponde dar un veredicto porque es todo muy reciente. 
Noticias: ¿Hay intocables en el medio?
Smith: Por supuesto. Hay personas a las que les tengo respeto y miedo. Nunca hablaría de ellos porque sé que podrían perjudicarme. Son muy pocos, pero si quieren, levantan un teléfono y no trabajo más en ningún lado. Lo que me llega de ellos queda automáticamente archivado. Y si la información es muy pesada, me queda dando vueltas en la cabeza un tiempo pero después muere. 
Noticias: ¿Qué otro tipo de información muere antes de salir de su boca?
Smith: No me gusta romper familias. Me llega mucha información de infidelidades. Cuando me llegan nombres de personas que nadie sabe que están enfermas, tampoco lo digo. Una vez sola Chiche Gelblung me hizo hablar de un aborto que lo di al aire en el programa “Titanic” y después me arrepentí. 
Noticias: El amor le dio una segunda oportunidad.
Smith: Con Andrés, el padre de mis hijos, estuvimos juntos 16 años, me separé hace cinco y al mes conocí a Rafael y me enamoré perdidamente. Reconozco que en mis crisis con mi ex marido tuve algunos romances con personas del medio que no voy a contar (Martín Bossi), pero no hace a mi historia de vida. Ahora estoy feliz con Rafa, que se dedica al fútbol, trabaja en la AFA y me acompaña mucho. 
Noticias: Su salud también le dio una revancha.
Smith: Tengo muchos lunares y me los controlo dos veces al año porque soy muy blanca. El año pasado me dijeron que tenía los lunares bien, pero al tiempo uno me sangró, me lo saqué rápidamente y la biopsia dio melanoma grado 3 que determinó que tengo cáncer de piel. Le pregunté al médico si me iba a morir, me dijo que no, me sacaron los ganglios centinelas para ver si estaban tomados, me dijeron que estaban sanos y a partir de allí, hago inmunoterapia que es una prevención de melanomas cada seis semanas en el Fleni. 
Noticias: Vivió en persona el derrotero de Milei de mediático a presidente. ¿Cómo lo ve hoy?
Smith: Cuando lo veía cantando en el programa de Guido Kaczka de las puertas no me imaginé que podía ser nuestro presidente, pero en Argentina todo puede pasar. Las veces que le escribí para preguntarle porque nadie creía en la relación que tenía con Fátima me contestaba al toque que estaba re enamorado. Es medio cholulo. Lo vi varias veces en la radio y prometió un montón de cosas que aún no pasaron. Hoy estamos abajo del Titanic, pero quiero confiar y creer.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas