16 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

¿Por qué tiritas si tienes frío?


Entre 36.5 ºC y 37 ºC. Es la temperatura corporal óptima. Si sube o baja más de lo habitual, el organismo cuenta con distintos mecanismos para regularla y mantener el calor del cuerpo. El frío es uno de los factores que pone en jaque esos 36.5, 37ºC. Palidez, el rechinar de dientes, las manos heladas… son algunos de los síntomas a través de los que hace acto de presencia.  
“El frío no sólo hace que la temperatura corporal baje, sino que puede llevar a la congelación de las extremidades. Las manos y los pies son lo primero que se congelan porque el cuerpo reduce el flujo de sangre, que está caliente, de los puntos más distantes de los órganos vitales, desprotegiendo las partes más próximas a la piel”, explica Idoya Sanluis Fernández, médico de familia y jefa de Servicio de Urgencias en Vithas Vigo.  
Por su parte, Laura Polo Galán, médico de familia en el centro de salud Arturo Eyries y miembro de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), destaca que exponerse al frío de forma prolongada produce hipotermia, “que condiciona un descenso de la temperatura corporal por debajo de los 35ºC”. Según la experta, una vez que se baja de estos grados, además de los escalofríos y la palidez cutánea, “se producen otros efectos fisiológicos en el cuerpo humano, como la disminución de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial o la reducción de la frecuencia respiratoria”. Otra señal, indica, es el aumento del número de ocasiones a la que se acude al baño a hacer pipí debido a que el riñón es menos sensible a la hormona ADH, encargada de regular la cantidad de agua que se orina. 
En cuanto al tipo de lesiones causadas por una baja temperatura, Polo resalta que la más común son los sabañones, que suelen aparecer en manos, pies, orejas o nariz. Normalmente, presentan un color rojo-violáceo que da picor y a veces dolor. “Otro fenómeno frecuente es el pie de inmersión, provocado por un contacto prolongado con el agua fría”, detalla la experta, quien apunta a la palidez y a la inflamación en la extremidad afectada como principales signos de esta afección. El frío también es responsable, de forma indirecta, de otro tipo de problemas relacionados con la salud mental. De acuerdo con Sanluis, genera más estrés sobre el organismo y aumenta la posibilidad de sufrir trastornos como depresión, ansiedad o esquizofrenia.
“Las personas vulnerables al frío extremo son, entre otras, los mayores de 65 años y los enfermos crónicos cardiovasculares, respiratorios o neurológicos”, declara. La experta de Vithas agrega que también son población de riesgo los pacientes con hipotiroidismo y diabetes, así como aquellos que toman medicamentos que potencian los síntomas ligados al frío (vasodilatadores, depresores del sistema nervioso central o relajantes musculares). 

Tiritar de frío, ¿qué lo causa?

Más allá de los sabañones y la palidez, tiritar es otra señal inequívoca del frío, pero ¿por qué nos tiembla todo el cuerpo? “Cuando la temperatura corporal baja por debajo de los 35ºC, se produce una hipotermia leve y podemos notar cambios en respuesta a la necesidad del organismo de generar calor para volver a su temperatura óptima. Este mecanismo es la termogénesis”, declara Polo. Acerca de este fenómeno, la médico de SEMG expresa que lo que ocurre es que los vasos sanguíneos se contraen “para preservar la mayor cantidad de calor posible, realizando la termorregulación”. 
Sanluis detalla que es el hipotálamo, la parte del cerebro encargada de regular la temperatura corporal, el que causa estas contracciones involuntarias de la musculatura que pretenden calentar el cuerpo y que pueden llegar a aumentar varios grados la temperatura interior. 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas