1 diciembre, 2023
El tiempo - Tutiempo.net

Sorpresas y puro estilo Nintendo.

Nintendo llevaba 11 años sin sacar un ‘Super Mario Bros.’ en 2D, desde aquel lejano ‘New Super Mario Bros. U’, cuarta entrega que cerraba esta última y lucrativa encarnación del fontanero y su fauna fuera de entornos 3D. Parecía la última palabra en el género natal de Mario, y no es de extrañar: las mecánicas apenas habían cambiado desde el fundacional ‘Super Mario Bros.’ de NES, y es lógico que Nintendo no quisiera exprimir más de la cuenta un juego (un concepto, casi) adorado por generaciones de fans.

Hemos tenido ocasión de probar la sorprendente (fue anunciada hace apenas un par de meses) nueva aventura de Mario para Switch, ‘Super Mario Bros. Wonder’, y aunque solo ha sido una demo por unos pocos niveles, la sensación es puro Mario 2D: cada salto, cada plataforma, cada enemigo es un topetazo con las ideas preconcebidas que tengamos sobre la franquicia. Esa sensación tan especial de los buenos juegos de Mario, en los que a cada momento el juego puede virar hacia nuevas pruebas y desafíos, está aquí. Es puro Mario clásico.

Y como buen ‘Mario’ clásico, todo empieza con un mapa en el que escoger escenarios. Desde ahí, situaciones, objetos y enemigos reconocibles: tuberías, paseos por las nubes, monedas, setas… De un tiempo a esta parte, cada nuevo ‘Super Mario’ es casi un catálogo de ingredientes comunes que ya sabemos cómo se comportarán y cómo reaccionarán a nuestra presencia. Esta vez, sin embargo, en ‘Wonder’, Nintendo juega más a menudo de lo habitual a defraudar nuestras expectativas.

La brecha que divide a crítica de público es más grande que nunca. Y la película de Super Mario es el mejor ejemplo

Y lo hace primordialmente con la Flor Maravilla: encontraremos una en cada nivel, y tendrán efectos distintos (aunque siempre el mismo dentro de cada nivel). La psicodelia y del descontrol invadirá los niveles al cogerlas, y tendremos tuberías que reptan, enemigos que adquieren un tamaño descomunal y arrasan con todo el escenario, estampidas que deberemos cabalgar, lluvias de estrellas e inmunidad momentánea… Cada nivel de ‘Super Mario Bros. Wonder’ va a incluir una de estas flores, lo que garantiza sorpresas continuas.

Todo distinto para que todo siga igual

Esta es solo la nota álgida de cada nivel, pero por el camino, Nintendo se preocupa de que no haya ni una decisión que no tenga un efecto sorprendente. Y todo con el delicioso, accesible e intuitivo diseño habitual de los juegos de Mario, casi un canon de cómo enseñar a un jugar sin necesidad de largos tutoriales o chapas de secundarios: premios que indican caminos, invitaciones a la experimentación sin castigo, elementos naturales (agua, gravedad, movimiento) que tienen comportamientos lógicos… como siempre, una clase magistral de teoría del videojuego.

Algo de eso, y también de algo de la apuesta de Nintendo por la sorpresa y la diversión desenfadada tienen los power-ups que pueden ganar los personajes. A veces son trasformaciones en animales (hemos catado el todopoderoso elefante), a veces herramientas (hemos visto el gorro perforador, muy útil para abrir nuevas vías, pero también para moverse a ras del suelo, en una divertida característica que tontea con la idea de espacios abiertos en el espacio más cerrado posible), a veces insignias. Estas se pueden equipar de una en una en el personaje que elijamos y dan un sencillo pero bienvenido componente estratégico a la acción.

Finalmente, el multijugador. Hemos jugado una partida a cuatro, y aunque el obvio atractivo está muy claro (partidas familiares, sin riesgos -los Yoshis y otros personajes, si se escogen, son inmortales-), también hay cierta tendencia al caos que ya existía en los ‘New Super Mario Bros.’ y que puede acabar abrumando. Eso sí, ahora se han perfilado las posibilidades de este modo para que unos jugadores no puedan hacerse perrerías. En este viaje no hay competición.

La historia oculta de cómo Microsoft intentó comprar Nintendo (y se topó con un obstáculo ineludible)

Y quizás esa sea la inevitable pega que se le puede poner a ‘Super Mario Bros. Wonder’: es tremendamente asequible, está pensado al milímetro para que cualquiera pueda acercarse a jugar. Está claro que Nintendo no va a permitir que su IP más famosa aliene a nadie, pero quizás el jugador con callo o quien quiera un desafío a la altura de un añejo ‘Super Mario World’ va a tener que buscar en otra parte. ¿Quizás en las encarnaciones en 3D? Esto no es más que diversión para toda la familia. Eso sí, diversión sin adulterar lo más mínimo.

Cabecera: Nintendo

En Xataka | Activision revela lo potente que será la Switch 2: mucho más que su predecesora, pero a un mundo de PS5 y Xbox Series X/S

En Xataka | Los mejores juegos de 2023: The Legend of Zelda, Baldur’s Gate 3, Starfield, Final Fantasy y todos los bombazos del año

 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas