27 febrero, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

superar la crisis de la larga guerra comercial

Huawei ha sido, durante los últimos años, el epicentro del terremoto provocado por la guerra comercial entre Washington y Pekín. El mayor damnificado de esta batalla, que vio cómo justo cuando estaba en su momento álgido, llegando a desbancar a Samsung como mayor fabricante de teléfonos del mundo, era víctima de las sanciones comerciales que le impedían acceder a proveedores estadounidenses, incluidos los servicios de Google.

Esta situación le supuso un frenazo a su crecimiento y una caída de sus ingresos, que de un año para otro descendieron un 30%. En la división de Electrónica, la más perjudicada, el revés fue del 50%.

Pese a un escenario tan complicado, Huawei está logrando lo que parecía imposible: remontar. Incluso tras un año que comenzó con una ampliación del veto.

La vida después de los proveedores estadounidenses

Aunque todavía quedan lejos los casi 900.000 millones de yuanes con los que cerró 2020, 2023 cierra con “más de 700.000 millones de yuanes” ingresados, según dijo a los empleados de la empresa su presidente rotativo, Ken Hu, y reafirmó un comunicado corporativo.

La cifra concreta será divulgada, presumiblemente, a finales de enero, cuando el fabricante haga públicas sus cifras del último trimestre, y con ellas, las del año completo. No obstante, esta estimación supone un crecimiento de alrededor del 10% respecto a 2022, siendo conservadores.

Es especialmente meritorio, teniendo en cuenta que no se trataba de superar un bache coyuntural, sino una medida que sigue vigente. Huawei ha tenido que mantenerse en el mercado sin tener acceso a proveedores estadounidenses.

Huawei tiene, principalmente, tres patas en cuanto a ingresos: el mercado corporativo, la electrónica de consumo y su negocio de redes. La división de consumo fue la más castigada por el mercado tras las sanciones, y sin dar detalles, Hu dijo que esta división “ha superado las expectativas”. No sabemos, en cualquier caso, cuál es siquiera la estimación de la empresa para ella en 2023. Pronto sabremos su cifra definitiva.

Este presumible crecimiento ha sido sostenido en parte por el apoyo que le está dando su país de origen: en China, Huawei ha pasado de una cuota de mercado del 10% al 14% a lo largo del año, mientras que Apple la vio reducida del 20% al 15%.

El mercado chino está muy ajustado y varios fabricantes se reparten cuotas bastante similares. Huawei es el quinto con su 14%, pero el primero no está tan lejos: Honor, con su 19%, y Oppo, con la misma cuota, lideran dicho mercado.

Como curiosidad, cuatro de los cinco principales fabricantes son de la propia China. Samsung, surcoreana y líder mundial, ni siquiera forma parte del top 5. Tampoco Xiaomi, que sí es china.

Otro de los motivos que han logrado que Huawei no se haya hundido, sino que además vaya saliendo a flote, es su fuerte apuesta por la diversificación. Lo que antes eran móviles, tablets y poco más ha pasado a reforzar su catálogo de portátiles, routers mesh o auriculares, destacando entre estos últimos un modelo especialmente arriesgado, los FreeClip.

Esto ha permitido que Huawei haya capeado el temporal, y aunque las cifras de 2020 siguen lejanas (concretamente, a casi 200.000 millones de yuanes de distancia, unos 25.000 millones de euros), ha conseguido revertir la tendencia.

En marzo de 2023 ya anticipó que había salido del “modo de crisis”, si bien su presidente rotativo, que lidera la empresa hasta el próximo 31 de marzo, se mantiene moderado. “El trabajo duro nos ha permitido sobrevivir y crecer, pero todavía tenemos serios desafíos por delante”, añadió en el comunicado interno que reporta CNN. Pura filosofía china.

Imagen destacada | Dmitry Rodionov en Unsplash.

En Xataka | Mejores móviles Huawei (2023): cuál comprar y modelos recomendados en función de presupuesto, gustos y calidad precio.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas