19 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

un potencial maná para el sector

Quizás ya no sea el país más poblado del planeta, pero China sigue siendo un mercado enorme, gigantesco, lo suficiente como para que a las empresas del resto del mundo se les haga la boca agua al mirarlo. Buen ejemplo son los ganaderos que se dedican a la cría de cerdos en España. Cada año el sector exporta cientos de miles de toneladas de carne y productos porcinos al gigante asiático, que destaca como el principal destino de sus exportaciones. Ahora son las explotaciones de vacuno españolas las que miran con interés a Pekín. Tras décadas de veto, China acaba de levantar el embargo a la carne de este tipo procedente de nuestro país.

Y eso, claro está, abre un horizonte de lo más jugoso.

Adiós a décadas de embargo. El anuncio se ha hecho al más alto nivel, valiéndose del altavoz de varios ministros y la embajada china en España, lo que ya da una idea de su calado. Hace unos días, durante una visita a Córdoba, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y su homólogo chino, Wang Yi, avanzaron una decisión comercial con un impacto considerable para ambos países: tras más de dos décadas de veto, Pekín quiere levantar el embargo a la carne de vacuno procedente de España.

Poco después la administración aduanera china lanzaba un comunicado en el que confirmaba la medida: “De acuerdo con los resultados de la evaluación de riesgos, a partir de la fecha de este anuncio, se levantará la prohibición impuesta a la carne de vacuno deshuesada de España de menos de 30 meses de edad”. Ayer era la embajada de la nación asiática la que confirmaba y daba ya por hecho, vía X, el fin de la restricción. La patronal desliza que la medida “irá tomando forma durante los próximos meses.


Captura De Pantalla 2024 02 28 134704

Click en la imagen para ir al tweet.

24 largos años. Es el tiempo que se ha aplicado la restricción a la carne de vacuno española, como recordaba este fin de semana CGTN, medio ligado al Estado chino. El veto empezó a aplicarse entre 2000y 2001, en plena resaca de la crisis de las “vacas locas”, por los recelos que generaba la producción española después de que se detectase el primer caso local de una res afectada por la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).

Desde entonces la situación ha cambiado de forma notable. En 2016 la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) declaró que en España la EBB representa un riesgo “insignificante”. Años antes, en 2007, el país ya había logrado el estatus de “riesgo controlado”. Los datos actualizados del Ministerio de Agricultura muestran de hecho que los focos de EBB se han mantenido en niveles mínimos o directamente nulos desde hace una década, con cero casos en 2022 y dos en 2023, lejos de los 167 que llegaron a registrarse en el peor momento de la crisis de las “vacas locas”, en 2003, con el embargo chino ya en vigor.

Más cerdos que humanos: cómo Aragón ha terminado teniendo 750 cabezas porcinas por apenas 100 habitantes

“Tremendamente positivo”. La decisión de Pekín ha generado entusiasmo en el Gobierno. Acompañado aún por Wang Yi, Albares mostró su esperanza de que el fin del veto tenga “un impacto tremendamente positivo” para el sector, y recordó: “Es difícil encontrar un mercado del tamaño del chino”. El responsable de la política exterior recordó además la alta calidad de los productos cárnicos de nuestro país y dio por descontado su éxito en el gigante asiático. No fue el único que se pronunció. Su compañero del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se sumó a las felicitaciones por el giro chino.

“Es una excelente noticia y ya he dicho a mi equipo que aceleren el trabajo con las autoridades chinas para la adopción del protocolo, que nos permitirá abrir el mercado chino al vacuno”, garantizó el ministro. Los adjetivos de su discurso se parecen mucho a los usados por la propia Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), que coincidió en que la decisión supone “una magnífica noticia para el sector cárnico del vacuno español y toda la cadena ganadera-cárnica”. Buena y “esperada”, ya que —como reconoce la organización— confiaba en que las autoridades chinas diesen el paso desde hace casi ocho años.

Focoseeb2024 Tcm30 380068


Captura De Pantalla 2024 02 28 135047

El peso del mercado chino. Lo subrayaba hace días el ministro Albares: el chino no es un mercado cualquiera. Con más de 1.400 millones de habitantes, el gigante asiático es un destino apetitoso para cualquier sector. Y el de la alimentación no es desde luego una excepción. Los datos de Statista muestran que en 2021 el consumo per cápita medio de productos cárnicos en el país fue de 45,1 kilos, con una previsión de crecimiento sostenido a lo largo de los próximos años. Si sus estimaciones son correctas, en 2029 los chinos consumirán una medida de 52,8 kg de carne por persona. El mismo portal estima que en 2018 la China continental acaparó el 14% de la carne de vacuno consumida en el mundo.

China no solo consume, es también un gran productor. En 2023 se situó como la tercera potencia líder en ese capítulo, con una producción de carne de vacuno que ascendió a 7,4 millones de toneladas métricas, según las tablas de Statista. Solo la superaban Estados Unidos y Brasil. Su resultado se situaba de hecho por delante del que alcanzaba el conjunto de la UE.

Captura De Pantalla 2024 02 28 135138

Captura De Pantalla 2024 02 28 135237

En el mapa exportador. La decisión de las autoridades aduaneras chinas es novedosa, pero eso no significa que el sector español no esté familiarizado con su mercado. Los datos del Ministerio de Agricultura sobre comercio exterior ganadero (Cexgan) muestran que en 2023 España exportó 1,53 millones de toneladas de carnes y preparados, en su mayoría (1,35 millones) de origen porcino. Por destinos, China ocupaba el primer lugar, con 596.924 toneladas, seguido a bastante distancia por Japón (182.890 t), Filipinas (153.309) y Corea del Sur (121.469).

El gráfico que el Ministerio dedica al vacuno muestra que, al menos en 2023, su principal destino exportador era Costa de Marfil, con 4.813 toneladas. En la lista le seguían Canadá, Indonesia, Marruecos y Gran Bretaña. En conjunto se exportaron 27.207 t de carnes y preparados vacunos. Para hacerse una idea de qué supone el mercado chino en fondos, CGTN aporta un dato revelador: solo el año pasado las exportaciones agroalimentarias españolas a China superaron los 1.800 millones de euros, lo que lo convirtió en el noveno mercado exterior de España en valor.

El ejemplo del porcino. Buena prueba del potencial del mercado chino la aporta el sector porcino. Las tablas de Cexgan son de nuevo elocuentes y dejan poco margen para la interpretación: el gigante asiático fue el año pasado el principal mercado exportador, con 584.145 t, más del triple que el segundo, Japón.

Aunque China es también un enorme productor de porcino, el informe de 2022 del ‘Sector de la carne de cerdo en cifras’, publicado por el ministerio, vuelve a apuntar la dimensión de su mercado: “A pesar del descenso de las exportaciones a China (-44%), el gigante asiático siguió siendo el principal destinatario de nuestras exportaciones en 2022 (23% del total). Pese a estar recuperando paulatinamente su cabaña porcina, China necesita seguir importando carne de porcino para abastecer su mercado interno en tanto se recupera su producción nacional”.

La Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc) ayuda a entender su alcance económico. En 2021 calculaba que las ventas a China habían superado los 2.700 millones de euros, muy por encima de nuevo del segundo país del ranking, Francia. Los datos de la organización señalaban que ese año las exportaciones de carne y productos porcinos con destino chino sumaron 1,24 millones de toneladas.

Imágenes | Barbara Bresnahan (Flickr), Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación 1 y 2

En Xataka | Nos encaminamos hacia el chocolate más caro de la historia: cómo la crisis del cacao va a disparar su precio

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas