29 mayo, 2024

Ya sabemos en qué región del sistema solar tiene que estar el Planeta 9 (si de verdad existe)

La posibilidad de que exista un noveno planeta en los confines de nuestro sistema solar ha obsesionado a los astrónomos durante años, pero los esfuerzos por encontrarlo siguen sin dar sus frutos. Tras liderar la última búsqueda, el hombre que más cerca está de demostrar su existencia cree que pronto lo encontraremos.

Qué es el Planeta 9. La idea es tan vieja como el descubrimiento de Neptuno, pero en 2016, los astrónomos Michael Brown y Konstantin Batygin infirieron la existencia de un noveno planeta más allá del gigante de hielo por el comportamiento extraño de algunos objetos transneptunianos, como los asteroides del cinturón de Kuiper que tienen órbitas altamente inclinadas.

Del Planeta X a "El Duende": más de 100 años buscando al vecino más lejano del sistema solar

Aunque se han propuesto soluciones alternativas, como un anillo de materia oscura y un agujero negro que no se ha llegado a formar, el Planeta 9 es la explicación más sencilla, según la pareja de astrónomos.

También llamado Planeta X, sería el quinto planeta más grande del sistema solar. Un gigante gaseoso con una masa siete veces mayor que la Tierra, merodeando a 500 o 600 unidades astronómicas del Sol. Eso está bastante lejos, teniendo en cuenta que Neptuno se encuentra a 30 ua y que cada ua equivale a la distancia entre la Tierra y el Sol: 150 millones de kilómetros.

Acotando el área de búsqueda. Michael Brown, que además del Planeta 9 es conocido por su papel en la degradación de Plutón a planeta enano, ha liderado la última búsqueda del esquivo objeto con ayuda del telescopio de sondeo Pan-STARRS1.

Si bien el equipo de Brown no ha encontrado ningún Planeta 9 con el telescopio hawaiano, su trabajo ha logrado acotar considerablemente el área de búsqueda, descartando el 78% del espacio paramétrico propuesto para el planeta.

Este último esfuerzo, sumado a investigaciones previas con los observatorios Zwicky Transient Facility (ZTF) y Dark Energy Survey (DES), mantiene viva la caza con un 22% del espacio aún sin explorar.

Una aguja en un pajar. Los astrónomos analizaron el camino orbital del hipotético Planeta 9 en intervalos mensuales, un proceso equivalente a buscar una aguja en un pajar debido a la multitud de objetos celestes que cambian de posición.

Para afianzar los resultados del sondeo, introdujeron más de 50.000 falsos Planeta 9 en los datos. Lograron identificar el 99,9%, lo que redujo la probabilidad de haber pasado por alto el verdadero Planeta 9 a prácticamente nada.

El último escondite del Planeta 9. Aunque el estudio ha descartado la mayor parte del espacio donde se predecía que estaría el Planeta 9, aún nos queda un 22% sin explorar en el norte del plano galáctico y en regiones más allá de una declinación de -30°. Sigue siendo un pajar enorme, pero hemos quitado mucha paja.

Si existe realmente un Planeta 9, la próxima gran esperanza para encontrarlo recae en el observatorio Vera C. Rubin, cuyo debut se espera para 2025 en Chile. Aunque el Planeta 9 continúe evadiéndonos, Michael Brown cree que lo encontraremos en menos de un año después de que este nuevo telescopio comience a funcionar.

Imagen | Kevin Gill/Elizabeth Gill (CC BY 2.0 DEED)

En Xataka | La Tierra tiene lunas que no conocemos: explorarlas es clave para revelar los secretos de nuestro sistema solar

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas