16 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

A pedido de Gerardo Morales, la justicia jujeña les pone un bozal a los detenidos por tuitear | Un juez prohibió difundir nuevo contenido sobre el exgobernador 


La Coordinadora Nacional por la Libertad de Nahuel Morandini se manifestó en contra de la última medida cautelar del juez de control de Jujuy Pablo Pullen Llermanos. La Coordinadora aseguró que el magistrado censuró la libertad de expresión de familiares y amigos de los detenidos, Roque Villegas y Nahuel Morandini, a quienes ordenó no difundir nada relacionado con el exgobernador Gerardo Morales, su esposa Tulia Snopek y la hijita de ambos.Los organismos de todo el país y legisladores que integran la Coordinadora afirmaron que la última resolución del juez Pullen Llermanos (el mismo que persiguió a Milagro Sala) vulneró los artículos 13 y 14 de la Convención Americana de Derechos Humanos. Sostuvieron que la cautelar que impuso el bozal legal a los detenidos y su entorno representó un acto de censura, negaron la violencia psicológica que argumentó el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy y ratificaron que “denunciar las injusticias y arbitrariedades es un derecho fundamental que tenemos todos en una sociedad democrática”.La postura pública de la Coordinadora Nacional se sumó al análisis que realizó el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que apuntó contra el procedimiento que lleva adelante
el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy. “La inexistencia de un
delito
vinculado a las expresiones de Nahuel Morandini”, en la red
social X (antes Twitter), “constituye, en sí mismo, motivo suficiente para archivar la denuncia realizada por la Señora (Tulia) Snopek“. “No sólo se impulsó una
investigación penal, sino que además (el MPA) solicitó la prisión
preventiva sin demostrar la existencia de riesgos procesales lo que
implica, lisa y llanamente, una violación al principio de inocencia“, aseguró.El CELS criticó además los primeros tramos del trámite legal de la causa que pesa sobre  Morandini y Villegas. “La práctica que los Sres. (Walter) Rondón y (Roberto) Assef están llevando adelante no sólo es violatoria del derecho de defensa en tanto no está imputando hechos concretos que encuadren en tipos penales determinados”, sostuvo en alusión al fiscal y al juez natural de la causa. “Se trata de un uso abusivo del derecho penal con fines meramente persecutorios y disciplinantes, lo que constituye una violación de derechos fundamentales”. Por otro lado, el abogado defensor de Roque Villegas, Adrián
Iconomovich, adelantó que planteará la nulidad del proceso “por falta de acción penal”. El trabajador jujeño #PresoPorTwittear permanece privado de su libertad desde hace 18 días. Ahora atraviesa el proceso judicial alojado en la Unidad Penal 1, Pabellón 2, de San Salvador de Jujuy. En el procedimiento del 4 de enero también fue detenido Nahuel Morandini, docente universitario con lugar de trabajo en las unidades académicas públicas de Jujuy y de Orán en Salta. El abogado defensor entiende que el procedimiento que se inició por la denuncia de la esposa del ex gobernador de Jujuy violó “la legítima defensa, el juez natural y el debido proceso”. En la última audiencia el juez de control que tramita actualmente la causa, Pullen Llermanos, dictó una medida cautelar con el objeto de proteger a los denunciantes. Prohibió al grupo familiar y a las amistades de Morandini y de Villegas hacer referencia a Morales -incluso al cargo que ocupó-, a su esposa y a la hija de ambos. Pullen Llermanos entiende que nombrarles constituye violencia psicológica.Durante la entrevista con este medio, Iconomovich explicó que en el proceso el MPA cambió el juez de origen en tres ocasiones. El trámite se inició ante Roberto Assef, juez de control que aceptó la solicitud del fiscal Walter Rondón para detener a los dos imputados en la causa por la denuncia de Snopek. La esposa del ex gobernador argumentó que las publicaciones en la red social X realizadas por Morandini y Villegas lesionaron derechos de la pequeña hija de ambos. Después de Assef, pasó a ejercer el rol de control Marco Andrés Spinassi. Desde el 16 de enero -un día antes de la última audiencia que tuvieron los imputados- Pablo Pullen Llermanos tramita la causa como juez con función de control en materia de violencia de género. El abogado que ejerce la defensa de Villegas espera recibir una respuesta esta semana sobre la recusación que presentó por el repetido cambio del juez de origen en la causa que tramita el MPA jujeño. Sobre la nulidad de la denuncia, Iconomovich recordó que “se negó la excarcelación bajo el argumento que los posteos todavía se realizan desde los dispositivos móviles“. Los teléfonos celulares “se encuentran en manos de la justicia”, aseguró, “porque fueron entregados por Villegas y Morandini al momento de su detención“. Iconomovich entiende que los nuevos posteos surgen “del uso de sus móviles por parte de otras personas“. Por lo tanto, “si actualmente existen videos o imagenes circulando en redes sociales, no parten de nuestros defendidos”, aludiendo también a Nahuel Morandini, cuya defensa la ejerce Ariel Ruarte. El abogado de Villegas recordó que el perfil de su defendido en la cuenta de la red social está neutralizado. Familiares de Nahuel Morandini explicaron a Salta/12 que no pudieron dar de baja su cuenta, justamente, por no contar con el dispositivo móvil del docente universitario.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas