28 mayo, 2024

bienvenidos a los ordenadores sin caja que muestran (y presumen de) sus tripas

Eso de la foto es un PC. Uno que, eso sí, prescinde de la tradicional caja de ordenador y que muestra todos sus componentes al descubierto. Es lo que en los últimos se ha dado en llamar PCs ‘Open Frame’, y se ha convertido en una opción cada vez más llamativa que, eso sí, tiene sus pros y sus contras.

Es tipo de equipos han ido ganando interés entre cierto tipo de usuarios que preferían esa estética “cruda” en la que todos los componentes, habitualmente escondidos en una caja, se exponen al exterior sin complejos.

Hay subreddits como r/sffpc o r/buildapc en Reddit en los que este tipo de diseños son compartidos por los entusiastas que apuestan por ellos. En muchos casos son los propios usuarios los que crean sus propios chasis, que no son más que estructuras relativamente simples sobre las que luego colocan componentes como la placa base, la fuente de alimentación, la tarjeta gráfica o el sistema de refrigeración líquida, si se opta por esa opción.

Es lo que por ejemplo decidieron un usuario llamado TomazZaman y un amigo suyo, que tras un par de meses han logrado el resultado de la imagen que encabeza este texto. Ambos han publicado incluso un estupendo vídeo en YouTube de apenas 8 minutos en el que explican cómo ha diseñado y construido ese fantástico PC, y desde luego si sois aficionados a este ámbito vale la pena verlo.

Masterframe700

El MasterFrame 700 de Cooler Master permite acceder a este tipo de diseños a partir de una “caja” Open Frame comercialmente disponible en tiendas.

Este tipo de equipos tienen también su expresión entre los fabricantes establecidos en el segmento del PC: Cooler Master dispone de chasis como el Masterframe 700 para este tipo de equipos, por ejemplo, pero hay otros fabricantes que también plantean curiosas soluciones en este sentido, como el diseño modular de la caja Thermaltake Core P80, que a priori parece normal pero de la que podemos quitar prácticamente todos los paneles para exponer sus componentes al aire.

Las ventajas de este tipo de “cajas” son claras. Para empezar, el flujo de aire es total, y no tenemos que restringirnos a las posibles limitaciones de una caja. Eso, cuidado, puede ayudar a que esa refrigeración abierta ayude a mantener las temperaturas a raya.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en una caja los ventiladores se colocan de forma que el flujo de aire haga que el sistema proporcione aire frío hacia dentro para refrigerar esos componentes y saque fuera el aire caliente que disipan los componentes. Ese circuito de aire refrigerado es difícilmente ejecutable en un diseño ‘Open Case’. El acceso inmediato a cada uno de los componentes es también algo interesante, y desde luego el resultado en términos de diseño puede ser espectacular.

Entre las desventajas destaca desde luego el hecho de que el polvo puede ser un problema y acumularse en los componentes de ese PC, algo de lo que una caja tradicional protege mejor.

Las cajas también ayudan a aislar el funcionamiento del PC y hacerlo más silencioso, así que en un PC Open Frame perdemos esa opción. La electricidad estática es además un riesgo: los componentes podrían verse afectados si no tenemos cuidado. Y por supuesto, justo la ventaja que señalábamos anteriormente: el resultado en términos de diseño puede ser horripilante, porque ya se sabe, para gustos, los colores.

Lo mejor de todo, como siempre, es que estos PCs ‘Open Frame’ ofrecen simplemente una opción más para los usuarios. Una que, eso sí, quizás deberíais descartar si tenéis gatos. Como explicaba el usuario de Reddit Bad-Kaiju, “esa, honestamente, es el 90% de la razón por la que necesito una caja”.

Imagen | TomazZaman

En Xataka | 25 ‘setups’ fantásticos que demuestran que colocar dos (o más) monitores en posiciones sorprendentes tiene mucho sentido

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas