28 mayo, 2024

Cómo detectar el Parkinson años antes de que empiecen los primeros síntomas


Detectar signos de Parkinson hasta 30 años antes de que aparezcan los síntomas es posible. El Parkinson es muy difícil de diagnosticar antes de que los síntomas sean evidentes y cuando esto ocurre, un 85% de las neuronas del cerebro ya están destruidas. Sin embargo, según un estudio realizado por un grupo de investigadores en Australia esta enfermedad neurológica se podría detectar precozmente. 
Cómo explica a CuídatePlus Álvaro Sánchez Ferro, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología, “el Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por la pérdida progresiva de neuronas del sistema nervioso”. Dependiendo de dónde se produzcan estas pérdidas, “aparecerán unos síntomas u otros”. En el caso del Alzheimer, por ejemplo, “la pérdida de neuronas se refleja en la pérdida de memoria, pero en el Parkinson esta pérdida está más relacionada con problemas motores”. En esta patología, los problemas motores aparecen de forma progresiva, a diferencia de otras patologías como el infarto cerebral, donde aparecen de forma brusca”..
Es una enfermedad relacionada con un “déficit de dopamina”, informa Carlos Alberto Villarón, profesor de Fisioterapia y experto en Parkinson de la Universidad Europea de Valencia, “un neurotransmisor relacionado, entre otras cosas, con la movilidad”. Por eso, las características más evidentes de la enfermedad “son el temblor de reposo, la rigidez y sobre todo las alteraciones de la movilidad”. Esto se traduce en unos “movimientos más lentos, lo que afecta al tono muscular, a la postura y al equilibrio”. Y es que, la característica más común en los afectados de Parkinson, “es que todos los movimientos que realizan son mucho más lentos de lo normal y parece que los realizan a cámara lenta”, y se presentan de forma sutil, de ahí que el diagnóstico se alargue en el tiempo. 
En relación al diagnóstico, recientemente se ha publicado en la revista Neurology un estudio que señala que se podría llegar a detectar la enfermedad años antes de que se produzcan los primeros síntomas de la enfermedad. 
El artículo es, a priori,”muy interesante ya que los investigadores indican que sería posible detectar el Parkinson varias décadas antes de la aparición de los primeros síntomas”, señala el profesor de la Universidad Europea de Valencia. Concretamente, se podría detectar hasta entre 20 y 33 años antes. 
La clave está “en el descubrimiento de un biomarcador que detecta, mediante tomografía, el deterioro neuronal mucho antes de que aparezcan los primeros síntomas”.

Síntomas relacionados con el sueño 

Como señalan los autores “existen biomarcadores validados limitados en la enfermedad de Parkinson, lo que dificulta sustancialmente la capacidad de monitorear la progresión de la enfermedad y, en consecuencia, medir la eficacia de los tratamientos modificadores de la enfermedad. Los biomarcadores de imágenes, como la PET con transportador vesicular de monoamina tipo 2 (VMAT2), permiten una mayor precisión diagnóstica y detectan cambios neurodegenerativos tempranos asociados con el Parkinson”. En el estudio los autores escanearon a 26 pacientes con enfermedad de Parkinson, a un grupo de control de 12 personas y a 11 personas con trastorno del comportamiento del sueño, que es un fuerte indicador de la enfermedad.
Cada persona se sometió a dos escáneres PET con dos años de diferencia. Según los resultados, no se produjeron cambios significativos en los síntomas clínicos de ninguno de los participantes según las evaluaciones disponibles actualmente para la enfermedad de Parkinson.
Así, durante el intervalo de 26 meses, los investigadores observaron “una disminución significativa en la señal de PET en 3 regiones clave del cerebro en participantes con Parkinson en comparación con el resto, esto se traduce en “una disminución en el nivel de VMAT2 y una neurodegeneración en curso”. Los cálculos de la trayectoria de las imágenes sugieren que la neurodegeneración en el Parkinson ocurre unos 33 años antes. 
En el estudio los autores han analizado a personas que cuando duermen actúan en los sueños, es decir, que “tienen mucho movimiento cuando duermen, que dan golpes, patadas y hablan durante el sueño, como si lo vivieran”, informa Sánchez Ferro. Esto ocurre por un problema del sistema nervioso central. Por lo general, explica, “cuando dormimos el cerebro se desconecta de los músculos pero en las personas con Parkinson esto no ocurre”. 
Los autores del estudio han analizado esta variable y han determinado y estudiando cuándo empezaría a “deteriorarse ese sistema, que estaría vinculado con la pérdida de determinadas neuronas”, señala el neurólogo. Este tiempo “lo cifran en 33 años” pero, según él, “es algo preliminar”. En opinión del neurólogo, hoy en día “se estima que la enfermedad podría detectarse entre 10 y 15 años antes, aunque todo dependerá de la persona”. 
El especialista considera que este estudio es “interesante pero que es reduccionista” ya que “asume que la pérdida neuronal es lineal cuando en realidad no es así. De hecho, informa, “en Parkinson la pérdida es más pronunciada en las fases iniciales de la enfermedad por lo que no es lineal”. Esto es así porque el estudio se ha realizado en dos años. 
La muestra, señala, también es pequeña pero es cierto que “confirma lo que se sabe, que hay una fase previa a los síntomas agudos que dura varios años antes y este estudio abre la puerta a la gran hipótesis de cuánto tiempo antes y de si puedo actuar para evitar que se desarrolle la enfermedad”. 
El estudio “es muy reciente y la muestra analizada es pequeña, no obstante, parece ser muy interesante y de confirmarse podría abrir un campo en la detección precoz de la enfermedad y por tanto mejorar el pronóstico”, opina Villarón.

Diagnóstico actual

Como informa Sánchez Ferro es conocido desde hace años que la enfermedad de Parkinson se puede detectar con años de antelación. Este estudio va en la línea de lo que ya conocemos. En este caso, informa, “usan un sistema cerebral, el sistema nigroestriatal”. Ahora, explica, “el diagnóstico de la enfermedad se hace cuando el daño es visible y cuando se han perdido entre el 50-60% de las neuronas por lo que llegamos tarde para poder intervenir”. 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas