16 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

La APDH interpeló al Congreso | “Les pedimos que asuman desde sus bancas la defensa irrestricta del Estado de derecho”


La APDH expuso en Diputados y pidió al parlamento el rechazo al DNU 70/2023 y la ley ómnibus. “De convalidárselos en esta casa, se habrá arrasado de una sola vez con el Estado Democrático de Derecho y el orden constitucional”, sostuvo Eduardo Tavani, presidente del organismo. “Bajo el pretexto de terminar con la crisis económica que aflige al Pueblo, se ajusta más al Pueblo, vaya paradoja”, lanzó. También afirmó que las iniciativas del Ejecutivo son “el modo en que el gobierno busca establecer un nuevo orden político, económico, social y cultural en beneficio exclusivo de los grandes grupos económicos concentrados, condenando a la pobreza y la marginación a las mayorías populares”.Tavani respondió al capítulo que criminaliza la protesta. “Se trata de un regreso a las más oscuras épocas de nuestra historia –dijo–. La sumisión a través del miedo y la represión, al convertir en delito el derecho a la protesta y a la libertad de expresión, imponiendo un estado de sitio de hecho, privándonos de garantías elementales y derechos básicos, como el de reunión y el de opinión”. Aquí la intervención completa: Gracias señores diputados y señoras diputadas por la atención que puedan dispensarme, Venimos a esta casa de la Democracia, en representación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), que en diciembre de 1975, en la Argentina, en un contexto social y político de crecientes amenazas a la vida, la dignidad y libertad de miles y miles de ciudadanos y ciudadanas, un grupo de hombres y mujeres provenientes de distintos espacios, prácticas y pertenencias políticas, sociales y religiosas, constituyeron en “La Asamblea” cuando ya por entonces, la violencia de grupos paraestatales, comenzaba su obra criminal, persiguiendo, secuestrando y asesinando a decenas de dirigentes y militantes populares, lo que luego desembocaría en la dictadura cívico militar más sangrienta de nuestra historia, que desapareció, torturó y encarceló a decenas de miles de personas, se apropió de más de 500 niñas y niños, e impuso un plan económico de saqueo que devastó nuestro país. Somos tributarios de los que hicieron posible su nacimiento y desarrollo, de muchos de los que nutrieron las filas de la APDH, como Raúl Alfonsín, Antonio Cafiero, Alicia Moreau de Justo, Monseñor Jaime de Nevares, Alfredo Bravo, Emilio Mignone, Augusto Comte, Raúl Aragón, entre muchos y muchas otras, que nos señalaron el camino. Así, el proceso de Memoria Verdad y Justicia, y el juzgamiento y condena de los responsables del terrorismo de Estado que asoló nuestro país, la lucha contra la violencia institucional, en defensa del ambiente, el agua y los recursos naturales, el acompañamiento a las demandas de los pueblos y comunidades originarias, a las minorías, las mujeres, las diversidades y niñeces, la defensa de la educación y la salud como derechos inalienables, son parte de nuestra labor, continúa y vigente. Por eso en estos pocos minutos de los que disponemos nos dirigimos a ustedes ante la gravedad de la situación que vive hoy nuestro país, con la esperanza de ser escuchados, y fieles al compromiso que asumimos hace ya muchos años. Estamos absolutamente convencidos de que de prosperar tanto el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023, como el proyecto de la llamada ley ómnibus, de convalidárselos en esta casa se habrá arrasado de una sola vez con el Estado Democrático de Derecho y el orden constitucional. Bajo el pretexto de terminar con la crisis económica que aflige al Pueblo, se ajusta más al Pueblo, vaya paradoja. Es el modo en que el gobierno nacional busca establecer un nuevo orden político, económico, social y cultural en beneficio exclusivo de los grandes grupos económicos concentrados, condenando a la pobreza y la marginación a las mayorías populares, cediendo soberanía nacional y privando de derechos fundamentales a millones de argentinos y argentinas. Para ello vemos como se dispone a violar la división de poderes, arrogándose la suma del poder público, desconociendo la función de los representantes del pueblo y de las provincias, para convertirse en un autócrata, que pretenderá no rendir cuenta alguna de sus actos. Aspira por un lado desviar de sus fines específicos a las Fuerzas Armadas y por otro, facultar a las Fuerzas de Seguridad a actuar en contra de la ley, consagrando la impunidad de actos aberrantes y la nefasta doctrina de la obediencia debida. En su afán de saquear la Nación, avanza sobre el patrimonio común de todxs lxs argentinxs, disponiendo la liquidación y entrega de empresas y tierras públicas. En tanto, en su modelo, la educación y la salud pasarán a ser mera mercancía. Y letra muerta, los derechos sociales consagrados en normas supremas. Se trata de un regreso a las más oscuras épocas de nuestra historia. La sumisión a través del miedo y la represión, al convertir en delito el derecho a la protesta y a la libertad de expresión, imponiendo un estado de sitio de hecho, privándonos de garantías elementales y derechos básicos, como el de reunión y el de opinión. Estableciendo un régimen, en el que las Fuerzas de Seguridad se convertirán definitivamente en el brazo armado de un nuevo modelo de Estado autoritario. Ante este gravísimo panorama, el Parlamento debe asumir un rol concluyente en defensa de la Democracia y de las Instituciones de la República. Es urgente e inequívoca la respuesta de quienes han sido elegidos para representar los intereses del Pueblo. A ustedes, diputados y diputadas de la Nación, les pedimos que asuman desde sus bancas, la defensa irrestricta del Estado de Derecho, las instituciones de la República y los derechos humanos de todos y todas. No consientan el saqueo de nuestros bienes y recursos, ni la entrega de nuestra soberanía, ni la subordinación a los centros financieros mundiales, ni la miseria a las que nos quieren llevar. La sociedad, tiene derecho a saber quiénes serán los que se animen a convalidar tamaño atropello, para que, los responsables y beneficiarios del latrocinio que se prepara, tengan que responder por ello. Sabemos de qué hablamos. Tenemos memoria y una historia de lucha que queremos seguir honrando, en la que Madres y Abuelas de Plaza de Mayo junto a la APDH y el resto del movimiento de Derechos Humanos, han dado sobradas muestras de su compromiso en la defensa de la Democracia, la vida, la libertad y la dignidad humanas. Lo hicimos en la historia reciente. Los 30.000, nuestrxs hijxs y nuestrxs nietxs, y quienes en todo este tiempo no claudicaron, no tranzaron, no nos lo perdonarían. Eduardo Tavani – Presidente APDH

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas