27 febrero, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

ponerlas en centros de datos

En gran parte del mundo, la descarbonización se ha convertido en un asunto de gran importancia. Si queremos evitar las consecuencias del cambio climático, necesitamos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Bajo esta premisa, hemos empezado a impulsar proyectos como la obtención de energía a partir de la fuerza del viento y la movilidad eléctrica con coches con batería o con pila de combustible de hidrógeno.

Pero esta dinámica también llega acompañada de nuevos desafíos ecológicos. A medida que las palas de los aerogeneradores, las baterías y las pilas de combustible se acercan al final de su vida útil nos preguntamos qué haremos con ellas.  Y aquí, precisamente, es donde surgen nuevas ideas. Firmas como Vestas Wind Systems apuestan por reciclar algunos de los elementos de su rubro, un camino también elegido por Honda y Mitsubishi.

Del coche al centro de datos

Si bien el coche de hidrógeno aún está dando sus primeros pasos, las mencionadas multinacionales japonesas han puesto en marcha una iniciativa que consiste en construir un centro de datos con una central de energía con celdas de combustible de hidrógeno retiradas de vehículos eléctricos. Se trata de una propuesta que busca evitar la generación de residuos al tiempo que permite reducir las emisiones de CO2 del centro de datos en cuestión.

La nueva central eléctrica estará ubicada en la ciudad de Shunan, en Japón. Honda empezará a construirla a finales del próximo mes de marzo y, cuando esté terminada, Mitsubishi asumirá el control. El suministro de hidrógeno, no obstante, no provendrá de ninguna de estas dos corporaciones niponas, sino que llegará a través de una tubería de Tokuyama Corporation, que obtiene este elemento como un subproducto del hipoclorito de sodio y el cloro.

Romeo A Z8jc Xntrgg Unsplash

En enfoque es bastante interesante porque como hemos visto dos de sus principales componentes son derivados de otras actividades. Las pilas de combustible que ya no pueden ser utilizadas en coches y el hidrógeno que se recupera de un proceso industrial cuya finalidad es obtener otro tipo de productos. El proyecto, que tiene estatus de prueba piloto, busca averiguar si el mencionado en enfoque puede desarrollarse ampliamente.

Desconocemos las características del centro de datos, qué empresas o servicios se beneficiarán de su operatividad, así como también los detalles de la central eléctrica. Si sabemos, en cambio, que el proyecto está impulsado por la Organización de Desarrollo de Nuevas Tecnologías Energéticas e Industriales de Japón (NEDO) en el marco de un plan mucho más ambicioso conocido como “la sociedad del hidrógeno”.

Un motor de un pistón que funciona con hidrógeno aspira a ser la revolución de la automoción. Lo tiene muy complicado

Japón es uno de los actores más importantes del mundo en el desarrollo de esta alternativa energética. La nación presentó su plan nacional de hidrógeno en 2017 e impulsó a varias corporaciones privadas a apostar por este prometedor elemento, como las ciudades de hidrógeno de Toyota y los camiones de hidrógeno de Honda, que buscan posicionarse como una alternativa de transporte pesado.

Imágenes: Benzoix | Toyota | Roméo A

En Xataka: Toyota cree que el futuro de Europa pasa por una tecnología que está (casi) desaparecida: el hidrógeno. Esta es su apuesta

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas