19 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

¿Qué papel cumple la progesterona en cada ciclo vital de la mujer?


La progesterona desencadena cambios en el revestimiento interior del útero, es decir, el endometrio, preparándolo para la implantación de un óvulo fertilizado y manteniendo en el embarazo hasta el parto, explica Francisca Molina García, vicepresidenta de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).
Pero además de su papel en la reproducción, la progesterona también tiene efectos en otros sistemas del cuerpo, como el sistema nervioso central, el metabolismo y el sistema inmunológico. En los hombres, la progesterona se produce en pequeñas cantidades en los testículos, aunque su función exacta no está completamente comprendida, precisa Molina.

Funciones de la progesterona en la vida reproductiva de la mujer

Ciclo menstrual

Ayuda a regular el ciclo menstrual en conjunto con otras hormonas como el estrógeno. Durante el ciclo menstrual, la progesterona es responsable de preparar el revestimiento interno del útero (endometrio) para la implantación del óvulo fecundado. En la segunda mitad del ciclo menstrual, después de la ovulación, la progesterona secretada por el cuerpo lúteo, que es una estructura temporal que se forma en el ovario después de que un folículo ovárico ha liberado un óvulo durante la ovulación, ayuda a mantener el endometrio engrosado y vascularizado para facilitar la implantación del embrión.

Embarazo temprano

Después de la concepción, la progesterona es crucial para mantener el embarazo. La hormona es producida en grandes cantidades por la placenta, lo que ayuda a mantener el endometrio engrosado y a evitar que se desprenda, lo que garantiza un ambiente adecuado para el crecimiento y desarrollo del feto.

Prevención del aborto espontáneo

La progesterona juega un papel importante en la prevención del aborto espontáneo durante el embarazo. Ayuda a relajar los músculos del útero, evitando así las contracciones prematuras que podrían causar la expulsión del embrión o feto.

Desarrollo de las glándulas mamarias

Durante el embarazo, la progesterona estimula el crecimiento y desarrollo de las glándulas mamarias en preparación para la lactancia materna.

Síntesis de otras hormonas

La progesterona es precursora de otras hormonas, como el cortisol, las hormonas corticosteroides y algunas hormonas sexuales, lo que la convierte en una hormona fundamental para la homeostasis del cuerpo.
En resumen, la progesterona es esencial a lo largo de la vida reproductiva de la mujer, desde la regulación del ciclo menstrual hasta el mantenimiento del embarazo y la preparación para la lactancia, destaca Molina.

Niveles esperados y de qué dependen

Los niveles esperados de progesterona en una mujer varían según la fase del ciclo menstrual o del embarazo. 
Fase folicular (días 1-14 del ciclo menstrual). Durante esta fase, los niveles de progesterona son bajos, generalmente inferiores a 1 nanogramo por mililitro (ng/mL). “Esto es porque la progesterona es producida principalmente por el cuerpo lúteo, que se forma después de la ovulación”, explica Molina.
 
Fase lútea (días 15-28 del ciclo menstrual). Después de la ovulación, el cuerpo lúteo produce progesterona en cantidades significativas para preparar el endometrio para la posible implantación del embrión. “Durante esta fase, los niveles de progesterona pueden variar, pero normalmente se sitúan entre 2 y 25 ng/mL, alcanzando su punto máximo aproximadamente una semana después de la ovulación”.
 
Embarazo. Durante el embarazo, los niveles de progesterona aumentan considerablemente para mantener el endometrio y apoyar el crecimiento y desarrollo del feto. Los niveles de progesterona durante el embarazo pueden variar ampliamente, pero típicamente están por encima de 10 ng/mL durante el primer trimestre y pueden llegar a ser mucho más altos en el segundo y tercer trimestres. De 10 a 44 ng/ml durante el primer trimestre de embarazo; entre 19.5 a 82.5 ng/ml durante el segundo trimestre de embarazo; y de 65 a 290 ng/ml durante el tercer trimestre de embarazo
Los niveles de progesterona están influidos por varios factores, incluyendo la fase del ciclo menstrual o el estado del embarazo.
La función del cuerpo lúteo. La producción de progesterona depende de la función adecuada del cuerpo lúteo después de la ovulación. Si el cuerpo lúteo no funciona correctamente, los niveles de progesterona pueden ser más bajos de lo esperado.
 
La salud del embarazo. Durante el embarazo, la placenta se convierte en la principal productora de progesterona. Problemas con la placenta pueden resultar en niveles anormales de progesterona.
 
Trastornos hormonales. Desórdenes como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) o problemas en la glándula suprarrenal pueden afectar los niveles de progesterona.
 
Uso de medicamentos. Algunos medicamentos, como los anticonceptivos orales o la terapia de reemplazo hormonal, pueden afectar los niveles de progesterona.
“Es importante tener en cuenta que estos son rangos generales y que los niveles específicos de progesterona pueden variar según la situación individual y las condiciones de salud de cada persona”, matiza la doctora Molina.

Qué sugieren niveles de progesterona fuera de los rangos esperados

Los niveles fuera de rango de progesterona pueden sugerir varias condiciones o situaciones, dependiendo de si están por encima o por debajo de los valores esperados. 

Niveles bajos de progesterona

En la fase lútea del ciclo menstrual. Niveles bajos de progesterona durante la fase lútea del ciclo menstrual pueden indicar un posible problema en la función del cuerpo lúteo, lo que puede dificultar la implantación del embrión o mantener un embarazo temprano. Esto podría estar asociado con infertilidad o abortos espontáneos recurrentes.
 
Durante el embarazo. Niveles bajos de progesterona durante el embarazo pueden ser un signo de un posible riesgo de aborto espontáneo o un embarazo ectópico. También pueden indicar una insuficiencia lútea, en la que el cuerpo lúteo no produce suficiente progesterona para mantener el embarazo.

Niveles altos de progesterona

Durante el ciclo menstrual. Niveles elevados de progesterona fuera de la fase lútea pueden indicar una variedad de condiciones, como quistes ováricos o incluso embarazo.
 
Durante el embarazo. En raras ocasiones, niveles muy altos de progesterona durante el embarazo pueden indicar una mola hidatiforme, que es una complicación del embarazo caracterizada por el crecimiento anormal del tejido placentario, explica la especialista en Ginecología.
En cualquier caso, es importante recordar que “los niveles de progesterona pueden variar según cada individuo y que otros factores también pueden influir en su interpretación. Si los niveles de progesterona están fuera de rango, es fundamental consultar a un médico para obtener un diagnóstico adecuado y determinar si se necesitan pruebas o tratamiento adicionales”, destaca la doctora Molina.

¿Cómo se miden los niveles de progesterona durante el embarazo?

En los embarazos considerados ordinarios no se miden normalmente los niveles de progesterona, es decir, “no es un test solicitado de rutina”, indica la doctora Molina.
En caso de ser necesario, los niveles de progesterona se podrían medir mediante un análisis de sangre. Se toma una muestra de sangre de una vena, generalmente del brazo, y se envía al laboratorio para su análisis. Los resultados suelen estar disponibles en uno o dos días.
Medir los niveles de progesterona, según apunta la vicepresidenta de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, pueden ser importante en casos de:
Antecedentes de abortos espontáneos recurrentes.
 
En situaciones de alto riesgo. 
 
En algunos casos de embarazos conseguidos mediante técnicas de reproducción asistida.
“Es importante tener en cuenta que los niveles de progesterona pueden variar a lo largo del embarazo y entre diferentes mujeres. Los médicos interpretarán los resultados de las pruebas de progesterona en el contexto de otros factores clínicos y pruebas de diagnóstico para evaluar la salud del embarazo y tomar decisiones sobre el manejo adecuado”, precisa la doctora Molina. 

Utilización de tratamientos con progesterona

Los tratamientos con progesterona se utilizan en una variedad de situaciones clínicas y médicas para abordar diversas condiciones y necesidades. 
Fertilidad y reproducción asistida. La progesterona se utiliza en tratamientos de fertilidad, como la fecundación in vitro (FIV), la inseminación intrauterina (IIU) y otros procedimientos de reproducción asistida. Se administra para apoyar la fase lútea del ciclo menstrual y mejorar las posibilidades de implantación del embrión.
 
Prevención de abortos espontáneos. En mujeres que han experimentado abortos espontáneos recurrentes u otros problemas de embarazo, se pueden recetar suplementos de progesterona para ayudar a mantener un ambiente hormonal adecuado para el embarazo y prevenir la pérdida del mismo.
 
Prevención del parto pretérmino. La progesterona ayuda a mantener el embarazo al promover la relajación de los músculos uterinos y al reducir la actividad de las contracciones uterinas, lo que puede prevenir el parto prematuro. Se prescribe a mujeres con condiciones médicas que aumentan el riesgo de parto prematuro como el un cuello del útero acortado. 
 
Terapia de reemplazo hormonal (TRH). Durante la menopausia, cuando los niveles naturales de progesterona disminuyen, se pueden recetar terapias de reemplazo hormonal que incluyan progesterona para aliviar los síntomas de la menopausia, como los sofocos y la sequedad vaginal, y ayudar a proteger el útero contra el riesgo de hiperplasia endometrial.
 
Trastornos menstruales. En mujeres con trastornos menstruales, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), el uso de progesterona puede ayudar a regular el ciclo menstrual y reducir los síntomas asociados, como el sangrado irregular y la amenorrea.
 
Cáncer de mama y endometrio. En algunos casos de cáncer de mama y cáncer de endometrio, la progesterona puede ser parte del tratamiento, ya sea para reducir el riesgo de recurrencia o como terapia adyuvante después de la cirugía.
“Es importante destacar que el uso de tratamientos con progesterona debe ser supervisado por un médico, ya que el medicamento puede tener efectos secundarios y contraindicaciones, y su uso adecuado depende de la condición específica y las necesidades individuales de cada paciente”, indica la vicepresidenta de la SEGO.
Los resultados del tratamiento con progesterona pueden variar según la condición médica específica que se esté tratando y las necesidades individuales de cada paciente. 
Prevención del parto pretérmino. En mujeres con un riesgo aumentado de parto prematuro como es el caso de embarazadas con una medida del canal del parto inferior a lo normal (< 25 mms) en el segundo trimestre; el tratamiento con progesterona puede ayudar a reducir este riesgo de parto pretérmino entre un 30-40% al mantener el útero relajado y disminuir las contracciones uterinas. 
 
Fertilidad y reproducción asistida. En mujeres que están recibiendo tratamientos de fertilidad, como la fecundación in vitro (FIV), la progesterona se utiliza para apoyar la implantación del embrión y mantener el embarazo temprano. Los resultados pueden incluir una tasa mejorada de implantación embrionaria, una reducción en el riesgo de aborto temprano y un embarazo exitoso.
 
En mujeres que han experimentado abortos espontáneos recurrentes, el tratamiento con progesterona puede ayudar a mantener el endometrio engrosado y apoyar la implantación del embrión, reduciendo así el riesgo de aborto espontáneo. “Los resultados pueden incluir un embarazo exitoso y el nacimiento de un bebé sano”.
 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas