13 julio, 2024

¿Tienes una relación a distancia? Consejos para que funcione


El amor no entiende de razones. De distancias, tampoco. Es por eso que existen las relaciones que separan kilómetros y kilómetros. Sin embargo, cuidarlas puede resultar complicado. Gestos o hábitos como besarse, cenar juntos o ver una película hacen que a las parejas les cueste más mantener viva la llama del amor. CuídatePlus ha consultado a dos expertas en el tema para que respondan si estas relaciones están destinadas al fracaso o pueden sobrevivir. 
“Son posibles siempre que trabajemos conscientemente en ellas y que pongamos una fecha de caducidad a la distancia, es decir, que sepamos que en algún momento esa relación va a pasar de ‘a distancia’ a ‘presencial’”, explica Sonia García, psicóloga y sexóloga clínica, quien apunta que la falta de contacto físico es lo más complicado. 
A pesar de las dificultades que supone mantener una relación con estas características, ver su lado positivo puede ayudar a sobrellevarla. En este sentido, García señala que, por ejemplo, las personas caseras “evitan conflictos por el ocio fuera de casa”. Por otro lado, “aquellos que dicen que se agobian si pasan mucho tiempo físico con la pareja, encuentran en las relaciones a distancia una buena opción”. 

Consejos para cuidar una relación a distancia

Para conservar una relación a distancia, la comunicación es clave y las nuevas tecnologías son unas grandes aliadas para ello. García resalta que el diálogo debe ser diario, “pues es la única manera de interactuar con la pareja cuando el contacto físico no es posible. Pueden ayudarnos las videollamadas, el envío de fotografías o canciones, etc.”.
La sexóloga clínica añade que será importante, dentro de lo posible, planear encuentros. “No es lo mismo una relación a distancia viviendo en ciudades diferentes dentro del mismo país, que en distintos países. Negociar encuentros presenciales, aunque sea con meses de diferencia entre ellos, sería un aspecto innegociable”, asegura.  
Diana Sánchez, psicoterapeuta y sexóloga, declara que si la conexión no solo no es física, sino que tampoco es emocional “y no estamos implicados en las cosas que le van ocurriendo a la pareja, ahí es donde empieza a dañarse el vínculo”. De esta forma, la experta habla de “vidas paralelas”, es decir, llega un momento en el que los dos miembros de la pareja se encuentran en puntos diferentes, “hacen vidas independientes y pasan a no tener nada en común”. 
Asimismo, el ocio también puede compartirse desde la distancia. Entre los planes que se pueden hacer, García propone “ver una serie juntos, cenar por videollamada o hacer un curso online de repostería”.  
“Cuidar del sexo será otro aspecto fundamental”, destaca la psicóloga. En concreto, continúa, “el sexo virtual se convierte en una opción estupenda para disfrutar de la sexualidad compartida a pesar de la distancia. Como idea, existen juguetes eróticos con control remoto por apps para móvil que pueden dar mucho juego en estas relaciones”.

Cómo gestionar las discusiones

Da igual a qué tipo de relación nos refiramos, el respeto debe ser la base de cualquier discusión. Teniendo en cuenta esto, García comenta que es importante “abordar el tema objeto de conflicto mediante una conversación telefónica o videollamada, pues estos medios nos permiten acceder a información como el tono de voz, los gestos o la expresión facial y emocional, entre otros”. 
En el caso de que las discusiones se mantengan a través de mensajes de texto, “los malentendidos y los errores de interpretación van a entrar en juego, poniendo obstáculos en la resolución del conflicto y aumentando el malestar”, advierte la especialista. 
“No debemos dejar que el silencio se imponga o que las cosas se arreglen por sí solas”, aconseja Sánchez, quien coincide en la importancia de hablar y aclarar todo aquello se no haya entendido bien: “Por ejemplo, si mi pareja no me ha llamado en dos días y empezamos a pensar motivos negativos que le han llevado a ello, le estamos dando una interpretación a algo que quizás hayamos malentendido”. 

¿Mayor dependencia emocional?

La dependencia emocional es un problema que sufren muchas personas. Ante la duda de si esta puede darse más en aquellas parejas a distancia, García aclara que, en realidad, “cualquier tipo de relación corre el riesgo de caer en ella si nos relacionamos desde la necesidad y la ansiedad, y no desde la seguridad”. Por ello, de acuerdo con la sexóloga, “la mejor manera de evitar la dependencia emocional es trabajar en nuestra autoestima, poner límites y crear vínculos sanos”. 
Por su parte, Sánchez afirma que en su consulta trata personas “que tienen mucha dependencia emocional con relaciones a distancia” debido a que la comunicación se da sobre todo a través de plataformas digitales. “Si empiezan a sentir que no les están escribiendo, lo interpretan como falta de cariño o de atención. Antes no ocurría esto porque no contábamos con esos medios”, expresa. 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas