20 junio, 2024

Un test sanguíneo distingue el trastorno bipolar de la depresión


El trastorno bipolar se caracteriza por la alternancia de fases de depresión y euforia (manía). Distinguirlo de la depresión en sentido estricto -o unipolar- es crucial para instaurar el tratamiento más adecuado y mejorar su pronóstico. Sin embargo, no es una tarea sencilla y en muchos casos se diagnostica incorrectamente. Un test que se realiza mediante un análisis de sangre permite diferenciar ambos trastornos con un porcentaje de fiabilidad muy alto. Proporciona datos biológicos objetivos para complementar la evaluación psiquiátrica y reducir el retraso en el diagnóstico de una media de 8 años a tan solo 4 semanas. 
Uno de los investigadores internacionales implicados en el desarrollo de esta prueba -que ya está disponible en Francia e Italia y se espera que pronto se apruebe también en España- es el psiquiatra Eduard Vieta, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínic de Barcelona y del grupo Idibaps de Trastornos Bipolares y Depresivos. “Lo más importante es que el tratamiento de la depresión bipolar es muy distinto al de la unipolar”, resalta en declaraciones a CuídatePlus. “No consiste en antidepresivos y psicoterapia, sino en estabilizadores del humor. Se pueden añadir antidepresivos, pero tiene que haber un fármaco que evite que el paciente se ponga maníaco”.
El trastorno bipolar es una enfermedad muy frecuente que afecta a los mecanismos que regulan el estado de ánimo. Incluyendo las formas menos graves, se estima que cerca de un 4% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno bipolar. En España se calcula que afecta a más de un millón de personas. Tiende a aparecer en la adolescencia o la primera etapa de la edad adulta (entre los 18 y los 25 años). Dado que se trata de una afección crónica, un diagnóstico precoz y un plan de tratamiento adecuado desempeñan un papel fundamental a la hora de ofrecer a los diagnosticados una mejor calidad de vida.

Importancia del diagnóstico precoz

En muchos casos, el primer episodio con el que se manifiesta el trastorno bipolar es de tipo depresivo. Por eso, incluso las actuales guías de diagnóstico establecen que se debe considerar que se trata de una depresión (que es un trastorno mucho más frecuente) y administrar antidepresivos. Pero esto es a menudo contraproducente y no solo porque supone un retraso diagnóstico, sino porque puede suponer una interferencia significativa en la evolución del paciente.
Vieta pone un ejemplo de lo que sucede con cierta frecuencia en estos casos: “Un chico o una chica joven que tiene un padre o una madre con trastorno bipolar sufre una depresión mayor. De entrada, siguiendo un criterio puramente clínico, le tenemos que diagnosticar depresión unipolar porque nunca ha tenido una manía o hipomanía [estado de euforia con síntomas menos pronunciados]”. Pero este diagnóstico, prosigue el investigador, llevaría a suministrarle antidepresivos, que podrían propiciar un viraje hacia un estado de manía “y tener que ingresarlo en un hospital”.
El nuevo test, denominado myEDIT-B, permite “hacer un diagnóstico mucho más temprano porque en una persona con depresión podemos confirmar si es de tipo bipolar o unipolar, aunque no haya historia previa de bipolaridad”, indica Vieta. Se trata de uno de los primeros avances de la denominada psiquiatría de precisión que llegan a la práctica clínica. “Empezamos a tener pruebas biológicas para confirmar el diagnóstico psiquiátrico”.

Marcadores genéticos del trastorno bipolar

La prueba consiste en extraer una muestra de sangre del paciente y analizarla con un kit de diagnóstico. Es un test genético o, más concretamente, epigenético, ya que mide si un conjunto de genes están activados o no. “El test incluye más de 100 marcadores que han sido investigados en dos estudios”, expone Vieta. En estos momentos se está llevando a cabo un tercer estudio más amplio en el que participan centros de España (los hospitales Clínic y Sant Joan de Déu de Barcelona), Dinamarca y Francia. “Confiamos en poder mejorar, incluso, los resultados obtenidos hasta ahora en los dos estudios previos”, resalta el psiquiatra.
En la actualidad, el kit de diagnóstico permite establecer con un 83% de fiabilidad si un paciente tiene depresión bipolar o unipolar. La investigación realizada hasta la fecha ha servido para determinar qué genes específicos tienen un perfil de activación distinto en los pacientes con trastorno bipolar y los que presentan depresión unipolar.

Bibliografía

Nicolas Salvetat, Francisco Jesus Checa-Robles, Vipul Patel et al. (2022). A game changer for bipolar disorder diagnosis using RNA editing-based biomarkers. Translational Psychiatry. 12 (182). DOI: https://doi.org/10.1038/s41398-022-01938-6

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas