27 febrero, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Guía básica sobre ‘Mycoplasma’ y su relación con brotes de neumonía


El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha comunicado un aumento de los casos de infección por la bacteria Mycoplasma pneumoniae en seis países de la Unión Europea y está recabando más información. “Los incrementos se han registrado en todos los grupos de edad, pero se observan predominantemente en niños y adolescentes”, informan desde el organismo internacional. “En un país se ha observado un aumento de casos graves ingresados en la UCI”, señala el ECDC. No obstante, aclara que “actualmente no hay notificaciones de cepas atípicas o evidencias de resistencias a los antibióticos macrólidos de primera línea”.
Según destaca Raúl Rivas, catedrático de Microbiología de la Universidad de Salamanca, “en Dinamarca han anunciado hace unos días que están en una situación epidémica con esta bacteria y en Irlanda parece que también hay un aumento significativo de casos en niños y adolescentes”.
Hay que tener en cuenta, tal y como apunta María Teresa Coiras, experta en Microbiología de la Universidad Europea de Madrid, que esta bacteria es una vieja conocida, se sabe que “puede producir epidemias más o menos cada tres años, y justo en los últimos tres años hemos llevado mascarilla”. Esta y otras medidas de prevención han protegido a los ciudadanos del desarrollo de enfermedades infecciosas pero, a cambio, “nuestro sistema inmunitario ha dejado de aprender”. Ahora ha llegado el momento, agrega la experta, “de pagar la deuda inmunitaria que hemos contraído”. Esta mayor exposición a los efectos de los patógenos tras el fin de las disposiciones para hacer frente a la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2, causante de la covid-19, sería mayor en los niños porque “tienen un sistema inmunitario que está aprendiendo” y, por lo tanto, todavía no está maduro. 
En otras partes del mundo también se ha apreciado un aumento de las infecciones por esta bacteria. En especial, en China, donde la mayor incidencia de enfermedades respiratorias en niños se ha achacado al levantamiento de las restricciones por la pandemia de covid-19, pero también a la llegada del frío y la circulación de patógenos como la gripe y el virus respiratorio sincitial (VRS), entre otros motivos. Y, concretamente, se ha relacionado Mycoplasma pneumoniae con el aumento de neumonías infantiles. “China lleva cierto retraso en el levantamiento de las restricciones y por eso están viendo picos de aumento de las infecciones que nosotros vimos el otoño-invierno pasado en niños con distintos patógenos”, subraya Rivas.
De momento, España no se encuentra entre los países que han notificado un aumento de casos de infección por Mycoplasma, pero los expertos no descartan que pueda registrarse también un pico de incidencia en comparación con otros años. La globalización y el flujo continuo de viajeros entre países lo propician.

Características de ‘Mycoplasma’ y cómo se transmite

Mycoplasma pneumoniae es una bacteria que produce infecciones en todo el mundo y cada 3 años, aproximadamente, causa brotes epidémicos. Sus manifestaciones clínicas se producen mayoritariamente en el tracto respiratorio y es una causa común de neumonía atípica. Las neumonías atípicas son aquellas que están causadas por microorganismos menos habituales que los que producen las neumonías más frecuentes y sus síntomas son un poco diferentes.
“Se trata de una infección respiratoria que tiene relativa facilidad para la transmisión cuando tosemos o estornudamos, a través de las gotitas que expulsamos”, describe Rivas. La transmisión entre niños se ve facilitada en los entornos cerrados, como pueden ser las guarderías o los colegios. Además, añade el experto, “como el periodo de incubación es amplio -oscila entre 4 días y 3 semanas- da mucho margen de tiempo para el contagio entre personas”.

Síntomas y gravedad de la infección por esta bacteria

Entre los síntomas más característicos de la infección por Mycoplasma pneumoniae destacan los siguientes:
Una consecuencia habitual de la infección por esta bacteria es la neumonía, que suele ser leve y generalmente no requiere hospitalización. En palabras de Coiras, se suele denominar “neumonía andante porque los afectados se encuentran bien y no tienen por qué estar en la cama”. 
En todo caso, esta infección cursa de forma asintomática en numerosas ocasiones, sobre todo en adultos. En niños es excepcional que se produzca en los primeros años de vida; es más frecuente entre los 5 y los 15 años de vida. Puede ocurrir en cualquier época del año, sin que existan variaciones estacionales importantes.

Tratamiento y resistencias bacterianas a los antibióticos

La infección por este patógeno tiene un tratamiento relativamente fácil con antibióticos de la familia de los macrólidos, que es un grupo en el que se encuentran, entre otros, la eritromicina y la azitromicina.
El problema radica en el aumento de las cepas de Mycoplasma pneumoniae resistentes a los antibióticos, que según destaca Rivas, lleva a “que los casos sean más difíciles de tratar, se retrase la recuperación de las infecciones y puedan derivar en neumonías con una mayor facilidad”.
La resistencia a los antibióticos macrólidos está aumentando en todo el mundo, pero de forma mucho más acusada en Asia. Y esto puede explicar, al menos en parte, el aumento significativo de hospitalizaciones por neumonías causadas por este patógeno en China en estos momentos. “En algunas zonas de este país se han detectado cepas de Mycoplasma pneumoniae que son resistentes a antibióticos”, revela Coiras. Por ejemplo, en Pekín “hay una resistencia reportada del 70-90% de algunas cepas de Mycoplasma pneumoniae frente a los antibióticos que se usan habitualmente”.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas