27 febrero, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

No te comas las uvas, úsalas para cuidar tu piel


Llega la Nochevieja y todo el mundo sale al mercado a comprar las uvas de la suerte. Su precio se dispara e incluso muchos las comen solo esa noche, aunque no les gusten, únicamente por tradición.
¿Y si le damos la vuelta y vemos las uvas desde otro punto de vista, como un aliado para el cuidado de la piel? Y es que, las uvas contienen resveratrol, un ingrediente que la industria cosmética ha sabido aprovechar para formular cremas destinadas a mitigar los signos visibles de la edad. 
Raquel Aguado, vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, explica que el resveratrol es un potente antioxidante que destaca porque estimula la actividad de las proteínas dérmicas, aumentando la producción de colágeno y elastina. Además, neutraliza los radicales libres provocados por las agresiones externas y refuerza las defensas antioxidantes naturales de la piel. Por todo ello, afirma que es  “muy útil para prevenir el envejecimiento precoz y mejorar la apariencia de los signos visibles del envejecimiento cutáneo, como la falta de luminosidad, pérdida de firmeza y densidad de la piel”.
Pero la lista de propiedades del resveratrol de las uvas no se queda ahí. Según la vocal, tiene acción antinflamatoria, antibacteriana y seborreguladoras, por eso también es idóneo para los que sufren acné. Y hay más: “Disminuye la irritación y las manchas de la piel por sus propiedades antinflamatorias; favorece la cicatrización de heridas, es útil en el tratamiento sintomático de varicosis y cuperosis, y es conocida su capacidad protectora en la prevención del cáncer de piel”.

Dónde y en qué concentraciones

Volviendo a las uvas, los que opten por comerlas que sepan que “las mayores concentraciones de resveratrol se encuentran en las variedades de uva roja y los productos elaborados con ella, como el vino tinto”, destaca la vocal.
Y algo importante: los que quitan las pipas y la piel de las uvas, mal, ya que el resveratrol “está presente en mayor concentración en la piel, semillas, peciolos y partes leñosas de la vid utilizadas en la maceración previa a la obtención del vino tinto”. 
Para los que prefieran las cremas con resveratrol, es importante saber cuáles son las concentraciones en las que deben aparecer en la fórmula cosmética. Según Aguado, pueden ir desde 0,5 al 1% y en otras fórmulas, desde los 500 ppm a los 1.000 ppm.
Ahora bien, la experta hace una matización: “La concentración de los ingredientes cosméticos no es reflejo de su eficacia, sino las sinergias y propiedades que emanan del conjunto de la fórmula”.
De hecho, asegura que, gracias al trabajo de la industria dermocosmética, “el resveratrol se combina frecuentemente con otros ingredientes activos que confieren amplias propiedades a la fórmula cosmética o actúan en sinergia con este polifenol, apodado en multitud de tratados como la molécula de la longevidad”. Por tanto, es común encontrar combinaciones de resveratrol con ácido hialurónico, colágeno, vitaminas B3, C y E y ácido ferúlico, entre otros.

Mejor por la noche

Desde SkinCeuticals, se advierte de que una de las precauciones que debe tenerse con el resveratrol es que debe cuidarse el momento en el que se vaya a aplicar. Tanto es así que el laboratorio recomienda usarlo por la noche, “pues por el día la radiación solar anula sus efectos y propiedades”.
“Otro de los motivos para utilizar el resveratrol por la noche -continúan- es porque en este momento es cuando la piel realiza su proceso regenerativo y el cutis aprovecha mejor sus beneficios”.

Seguro y con aval científico

Según Aguado, “el resveratrol forma parte de la composición de múltiples productos cosméticos desde hace tiempo, por lo que se trata de un ingrediente conocido y cuya eficacia responde a la evidencia científica avalada por multitud de publicaciones”.  
Además, cualquier persona con cualquier tipo de piel puede utilizar estos cosméticos, ya que “el resveratrol es un ingrediente bien tolerado cuyo uso tópico está indicado incluso durante el embarazo y la lactancia”, remarca la vocal de Dermofarmacia del COF de Madrid. 

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas