16 abril, 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Trasplante de médula, alternativa de Sergio Peris-Mencheta frente al cáncer


El actor de cine, teatro y televisión Sergio Peris-Mencheta, conocido por sus actuaciones en Al salir de clase, Isabel y El Ministerio del Tiempo, ha anunciado en Instagram que padece cáncer, está recibiendo quimioterapia y próximamente será sometido a un trasplante de médula. Para muchos pacientes con tumores de la sangre como la leucemia, el linfoma y el mieloma múltiple, se trata del único tratamiento curativo. Es una alternativa que salva muchas vidas.

Este procedimiento consiste en sustituir las células madre de la médula ósea enferma por otras sanas. La médula ósea es el tejido que se encuentra dentro de algunos huesos y es donde anidan las células madre o progenitores hematopoyéticos, generadoras de todas las células de la sangre (leucocitos, hematíes, plaquetas) y de diversas células de otros tejidos. 
Además de la médula ósea, esos progenitores o células madre pueden obtenerse de la sangre circulante -también llamada sangre periférica- y de la sangre que contiene el cordón umbilical en el momento del parto. Por eso, el término médico más correcto en la actualidad es el de trasplante de progenitores hematopoyéticos, que incluye las tres posibles fuentes de extracción.

Cánceres que requieren un trasplante de médula

El trasplante de progenitores hematopoyéticos tiene como objetivo restaurar la función de la médula ósea (tejido hematopoyético), de modo que produzca células sanguíneas con normalidad. Esta función se ve alterada en varios tipos de cáncer hematológico, pero no siempre resulta útil o se puede efectuar un trasplante de médula. Es importante seleccionar bien a los pacientes candidatos.

Leucemia

La leucemia consiste en la proliferación incontrolada de una población anómala de células de la sangre. Estas células anómalas infiltran la médula ósea, impidiendo la producción de las restantes células normales, e invaden la sangre y otros órganos. Habitualmente, las leucemias que requieren un trasplante son las agudas.

Linfoma

El linfoma es un tipo de cáncer hematológico que se produce cuando los glóbulos blancos, que ejercen un papel protector frente a las infecciones, crecen de manera descontrolada y se acumulan en los ganglios linfáticos. Dependiendo del paciente y el tipo de linfoma que sufra, en ciertos casos es necesario realizar un trasplante de médula.

Mieloma múltiple

El mieloma múltiple es el segundo cáncer hematológico más frecuente, después de los linfomas. En algunos pacientes, especialmente los que se encuentran en mejores condiciones de salud general y son más jóvenes, el trasplante de médula supone una opción muy eficaz.

Tipos de trasplante de médula

El donante de médula ósea puede ser el mismo paciente (trasplante autólogo) u otra persona (trasplante alogénico).

Trasplante autólogo

En el trasplante autólogo, las células madre sanguíneas o progenitores hematopoyéticos se toman del propio paciente y se almacenan (criopreservación). A continuación, se somete al paciente a radioterapia o quimioterapia en altas dosis y se le transfieren de nuevo las células madre para que se agreguen a las células sanguíneas normales del organismo.

Trasplante alogénico

En el trasplante alogénico, las células madre proceden de una persona distinta al paciente, ya sea un donante emparentado o no relacionado. 
Para asegurar que el trasplante funcione bien y que no haya rechazo de la nueva médula al cuerpo, habitualmente se intenta conseguir el mayor grado de lo que se conoce como compatibilidad HLA (histocompatibilidad) entre paciente y donante. Si el paciente tiene hermanos, lo primero que se hará es evaluar su compatibilidad, que solo se produce en el 25% de los casos. Los pacientes que no cuentan con un donante idóneo entre sus familiares tienen que optar a la búsqueda de un donante anónimo y altruista a través de los registros internacionales. En España se encarga de esta labor el Registro de Donantes de Médula Ósea (Redmo), gestionado por la Fundación Josep Carreras, que trabaja en coordinación con la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) y las comunidades autónomas españolas. 
Para registrarse como donante de médula ósea hay que tener entre 18 y 40 años, pesar más de 50 kilos y gozar de un buen estado de salud.

Fuente

Comparte esta noticia:

Otras noticias:

Noticias relacionadas